jueves, 2 de marzo de 2017

DURO REPORTAJE EN LA NOCHE TEMÁTICA DE LA 2 SOBRE LAS GUERRAS 1914-1918 Y LA IIª MUNDIAL. A PESAR DE SER ALGO CONOCIDO, CAUSA ESCALOFRÍOS, TRISTEZA, RABIA E INDIGNACIÓN POR LA IGNORANCIA COLECTIVA INDUCIDA POR EL RÉGIMEN.  

Seguramente, si en vez de pasar el reportaje de madrugada se hiciera en las horas en que se ve masivamente la televisión, con afán de educación cívica por la paz y contra las guerras, por el internacionalismo solidario entre trabajadores y pueblos y no dejar que la desinformación, la indiferencia, los intereses de los vendedores de armas y guerras, y la indecencia e inmoralidad de los gobernantes y políticos al servicio del "régimen", impusiera su inercia alienante a todas las sociedades, el mundo viviría otra realidad. Seguramente si fuera así, no nos encontraríamos con los nacionalismos y fanatismos identitarios que son la mejor forma de enfrentar entre sí a trabajadores y pueblos y se abriría paso aquello tan actual de "Proletarios del mundo, uníos", por vuestros intereses de trabajadores y pueblos y no por los intereses espúreos de vuestras burguesías millonarias y de vuestros gobernantes descerebrados y ahítos de poder.
Continuando el relato, recuerdo y aconsejo leer aquel extraordinario libro de Stefan Zweig, "El mundo de ayer, Memorias de un europeo". En el libro se pinta una Europa de principios de siglos "idílica", que un Zweig utópico califica de "la edad de oro de la seguridad", por el alto desarrollo económico producido en las anteriores décadas, como algo que augura un futuro de paz, bienestar y felicidad para los pueblos. La verdad es lo contrario, se cae en el profundo abismo de la guerra entre los trabajadores y pueblos de Europa, abismo en el que la cultura sucumbe ante los instintos más primitivos y la maldición de los nacionalismos. En el reportaje hay una serie de elementos totalmente coincidentes con el análisis de Zweig en lo que respecta al proceso que desemboca en la Iª Gran Guerra: la exaltación del nacionalismo, del patrioterismo y del odio contra el otro, convirtiendo incluso pretendidas diferencias físicas como el sudor en elementos de diferenciación humana, hace a los trabajadores y clases populares de cada Estado europeo en  enemigos a abatir, utilizando cualquier pretexto para atizar el enfrentamiento. En este caso, los motivos alegados fueron el asesinato del Archiduque Francisco Fernando de Austria por un grupo nacionalista bosnio y la declaración de guerra de Austria contra Serbia, seguida de la de Francia-Alemania con la disputa de los territorios de Alsacia y Lorena,  franceses en el siglo XIX, y la del resto de Europa, con la competencia económica y comercial, el armamentismo y los intereses coloniales enfrentados de fondo. En este descenso al caos de la guerra, hasta las organizaciones de la Internacional Socialdemócrata, la IIª, que había decidido que sus organizaciones nacionales no votarían en ningún país los presupuestos de guerra, para evitar el enfrentamiento entre hermanos de clase, rompen los acuerdos, se envuelven en la bandera de su "patria" y se posicionan detrás de sus respectivas burguesías nacionales. Es el inicio de la Guerra de 1914-1918. 
El descenso a los infiernos de las trincheras, viviendo peor que ratas en la lluvia, el barro, el frío, los gases, o los ataques bayoneta en ristre para ensartar al soldado enemigo, un hombre, un obrero como uno mismo. Hasta un intento de salir de las trincheras, acercarse los contendientes enfrentados, saludarse, compartir unas botellas de alcohol para felicitarse y celebrar el año nuevo, a pesar de las trágicas circunstancias, es bombardeado por los altos mandos para evitar la confraternización, no fuera caso que los soldados se dieran cuenta de que ellos no eran enemigos, que éstos se encontraban en el alto mando. El resultado, 9 millones de muertos, millones de lisiados, con miembros amputados, locos y tullidos de por vida por los efectos del gas, Europa hecha un montón de ruinas, con sus infraestructuras, hospitales, escuelas, calles, destruidas. 
Al tercer año de guerra, se produjo la Revolución rusa, que declaró el cese unilateral de hostilidades y el inicio de la construcción del Estado Soviético, algo que el imperialismo intentó evitar que se consolidara armando a grupos militares zaristas que hicieron la guerra durante varios años hasta su total derrota y asesinando, de acuerdo con la socialdemocracia, a Rosa Luxemburg y Karl Liebknecht en 1919, y a muchos otros dirigentes comunistas, para evitar la extensión de la Revolución. Posteriormente los partidos comunistas y obreros crearon la Internacional Comunista, la IIIª, saliéndose de la IIª, por haber votado sus partidos adherentes los presupuestos de guerra con las burguesías de cada país. Desgraciadamente, la sociademocracia continúa participando en guerras injustas de agresión, como quedó demostrado en Yugoslavia y Libia, con Solana, Carme Chacón y Trinidad Jiménez, y ahora en Siria, sin ir más lejos. La teórica otra izquierda, filo comunista y aledaños, alguna declaración retórica contra la guerra y poco más.
Una breve etapa de desarrollo económico se produjo después de la Iª Gran Guerra, hasta que ésta desembocó en la crisis de 1929, lo que produjo un retroceso en las condiciones de vida y de trabajo en el mundo, en la Europa que empezaba a salir de su postración económica y social, y especialmente en la Alemania derrotada. La consecuencia de ello fue un desarrollo espectacular del fascismo, en Alemania el nazismo con el triunfo de Hitler. De ahí a la IIª Gran Guerra, con una devastación cuatro veces superior a la de la Iª, sólo medió un paso. No se había aprendido la lección de la anterior. En el documental al que me referí al principio se habla ampliamente de ello. Hoy, yo lo dejo aquí. 


                                                                    STEFAN ZWEIG.
                             ARCHIDUQUE DE AUSTRIA FRANCISCO FERNANDO.
                                           ARCHIDUQUE Y MUJER, ASESINADOS.
                                               SEGUNDA INTERNACIONAL OBRERA.

                                                            REVOLUCIÓN RUSA.
                           ROSA LUXEMBURG Y KARL LIEBKNECHT ASESINADOS.

                TERCERA INTERNACIONAL COMUNISTA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada