martes, 18 de octubre de 2016

UNA VARA PARA MEDIR Y UN PALO PARA GOLPEAR. GLOBALIZACIÓN, FRONTERAS, ALAMBRADAS, CAMPOS DE INTERNAMIENTO.

Este sistema en el que vivimos y sobrevivimos es genial, tiene alternativas y soluciones a todo, que son diferentes según lo que convenga a los intereses de los que lo controlan y (des)gobiernan. Y esos intereses nunca son sociales, de justo reparto de la riqueza, de igualdad y justicia o, simplemente, de solidaridad humana o de caridad bien intencionada sin intenciones doctrinales. Y mucho menos de humanismo socialista. Los intereses del capitalismo se fundamentan en la apropiación privada de la riqueza para el máximo beneficio en el mínimo tiempo y para ello sobran los sentimentalismos.



Para robar las riquezas naturales de los pueblos, para expoliar sus recursos y explotar la mano de obra nativa a precios de saldo, vale la "globalización", el mundo sin fronteras. Cualquier empresa, grupo de empresas, oligopolio industrial, bancario o de servicios, pueden circular por donde quieran, invertir donde les plazca, destruir o dañar la naturaleza, pagar los salarios que les de la gana, no desarrollar servicios sociales públicos, explotar a los niños/as por una miserable cantidad...etc. Cuando en los países saqueados gran parte de la población carece de trabajo, de ingresos, de asistencia social, para una vida pobremente digna, o sea de presente y mucho más de futuro, y deciden huir de la miseria a cualquier precio y en las condiciones más extremas, entonces todas las fronteras de la "globalización" de los países saqueadores se cierran y se levantan alambradas y campos de internamiento para los que se atrevan a intentar traspasarlas.  Una vara para medir lo que les da la gana  y como les de la gana, cuando de ir a saquear riquezas se trata  y alambradas, palos y pistolas para impedir que los "miserables" de sus saqueos y guerras vengan a casa a perturbar nuestro mundo de consumo e indiferencia, y que los que puedan llegar lo hagan como ejército de mano de obra barata y sin derechos, enfrentándolos muchas veces a las clases obreras autóctonas por un puesto de trabajo, un salario y condiciones laborales cada vez más degradadas.



En resumen,  los llamados refugiados que huyen de la miseria y la muerte a que se someten sus tierras por las mafias "legales" del capitalismo del saqueo y la guerra, sufren ahora la doble expoliación de las mafias ilegales", las que les roban el poco dinero que tienen, les amontonan en barquichuelas que se hunden y, en el mejor de los casos, los llevan a las  alambradas que dejan claro que la globalización sólo sirve a los intereses de los amos del dinero y de las fronteras, nunca a sus victimas.




Y mientras tanto he leído un encantador manifiesto de 150 personalidades en el cual ni una palabra de todo esto, encabezado y firmado por muchas personas, no todas afortunadamente, a las que nunca he oído palabras que liguen economía, guerras, agresión a los pueblos, con el capitalismo neoliberal , la Unión Europea...etc. Eso sí, venden su mercancía sobre la perversidad abstracta de la UE en relación al euro y al pago de la deuda. "Es la economía estúpidos", y su vinculación con todas las fechorías, saqueos y guerras que éste comete en Oriente Próximo, en América Latina, en África y Asia, no un chato economicismo de pandereta anti UE.

NO A LA UNIÓN EUROPEA NEOLIBERAL DEL SAQUEO DE LOS PUEBLOS Y DE LAS GUERRAS. NO A LA UE PEÓN DE LOS EEUU. 

              

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada