miércoles, 19 de octubre de 2016

PERMITIDME TRES COMENTARIOS DE LA ACTUALIDAD.

1º.- No entiendo cómo, hablando en términos de honestidad y decencia personales y políticas, un tipo tan exiguo, baladí, demagógico y, eso sí, charlatán para encandilar, como Pablo Iglesias, sin ninguna convicción moral e ideológica seria, pueda tener tantos seguidores, aunque muchos de ellos/as dicen desde hace tiempo que le siguen porque no hay otra cosa y que frente a la continuación del PP y al caos del PSOE, es la única alternativa. Yo, francamente, no les entiendo y no sé de qué alternativa hablan ni hacia donde debe orientarse ésta, ya que P. Iglesias y cohorte unos días asaltan los cielos, otros dicen que la revolución se hace llamando a la puerta antes de entrar a revolcarse con la peor casta, y otros compran bocatas en las instituciones y se los van a comer en los CIES, o con los okupas para, según Iglesias, volver al barro de la calle, añadiendo que en las instituciones hay diputados/as que no muerden, en referencia a los díscolos propios. O sea, que hay para todos los gustos y sus seguidores tendrán que escoger la hora y el lugar adecuados para poder compartir con Podemos una parte de su amplio y variado menú.
2º.-Tampoco entiendo como tantos trabajadores catalanes que no se han beneficiado del tres por ciento (3%) de las comisiones que cobraban los ladrones de CDC, con los Pujol a la cabeza, y que han sido víctimas de los recortes en sanidad, educación y condiciones de vida y de trabajo, recortes en los que la Catalunya apropiada y expoliada por los ladrones y ayudantes necesarios fue pionera y ejemplo en toda España, les voten, y además puedan ir detrás de Puigdemont, Mas, Homs, Munté, Forcadell y los comparsas de ERC y la CUP en sus muestras de desvarío callejero militarizado, emulando lo peor del franquismo.
Y 3º.-Ni tampoco entiendo cómo los trabajadores y clases populares españolas y europeas, se puedan creer las gigantescas, monstruosas y, muchas veces grotescas, a pesar de su dramatismo, patrañas de la guerra, sobre la guerra, de los culpables y de los inocentes, y en cambio no se preguntan, en su acción limitada de conmiseración y caridad con los refugiados, porqué son refugiados y cuáles son las causas de ello. Ni porqué esta Europa, o UE, un apéndice corrompido de los EEUU de América, es tan universal y liberal, tan globalizadora cuando se trata de extender sus tentáculos financieros y empresariales recurriendo a la guerra siempre que sea preciso y, sin embargo, mantiene  fronteras impermeables, instala alambradas y abre campos de internamiento, para las víctimas de sus saqueos y guerras.

Y como son muchas las cosas que no entiendo, me impongo hacer un severo reciclaje para ponerme al día del "viejo-nuevo" pensamiento que ha ido creando la globalización neoliberal para narcotizar, antes era alienar, a tanta gente al mismo tiempo.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada