domingo, 9 de octubre de 2016


GUILLERMO TOLEDO.
¿Recuerdan a la niña kuwaití que presuntamente presenció cómo las tropas iraquíes entraban en un hospital, sacaban a las recién nacidas de las incubadoras, y las dejaban morir en el frío suelo?
¿Recuerdan su testimonio conmovedor ante el Congreso de los EEUU?
¿Recuerdan que, ese testimonio, sirvió como argumento para la primera guerra del golfo?
¿Recuerdan que, tras esa primera intervención militar, la ONU decretó un embargo contra el pueblo de Irak, que supuso la muerte de un millón y medio de seres humanos?
¿Recuerdan que la mitad de ellos eran menores de edad?
Lo que vino después, la guerra de destrucción de todo el país, si que lo recuerdan sin problemas.
Esa conmovida y llorosa niña resultó ser la hija del embajador kuwaití en EEUU, y todo su testimonio, falso: jamás estuvo en aquel hospital, su testimonio fue diseñado por los servicios secretos norteamericanos, y su actuación ensayada y monitoreada por una empresa de relaciones públicas.
Bien pues, ahora, los mismos medios, y otros nuevos, utilizan la cuenta falsa de otra niña que, presuntamente, vive en Aleppo, para demonizar y mentir sobre el gobierno de Al Assad, y seguir justificando la destrucción total de Siria.
También los medios progres, claro: eldiario.es se sube al carro de las mentiras y manipulaciones para moldear las conciencias del pueblo, y justificar así la guerra eterna a la que nos quiere someter el capital internacional.
Esta niña, Bana Alabed


...NO EXISTE, es otra mentira más del diario del señor Ignacio Escolar.
Mientras yo siga engordando mis cuentas bancarias ¿qué me importan a mi unas decenas de miles de muertas más o menos?
Aquí, El Blog del Viejo Topo, nos cuenta la farsa.Una más:

Los medios libres del mundo libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada