domingo, 30 de octubre de 2016

DOMINICALES: SABOR A MISERIA MORAL Y POLÍTICA.

ISRAEL CONTINÚA SU HOLOCAUSTO PARTICULAR CONTRA EL PUEBLO PALESTINO.





No es suficiente para el Estado sionista con haber asentado a más de 400.000 colonos, la mayoría ultras peligrosos, en los territorios palestinos de la Cisjordania estricta y estrecha, después de haber saqueado a ese pueblo ininterrumpidamente desde 1948.  Nefasta fecha en la que la ONU, ya controlada por el nuevo imperialismo norteamericano, encaramado en la guerra fría, decidió que no hubiera un Estado compartido en el antiguo solar palestino entre los colectivos procedentes de un mismo origen semítico, sino la entrega al sionismo de un territorio robado a una parte de ese pueblo, territorio que a golpes de bombazo se fue ampliando, expulsando a millones de personas del mismo. Un territorio que es una base de guerra de EEUU, de Israel, y de toda la mafia internacional que les acompaña, para destruir, dominar y saquear a todos los países del área que no son dóciles, de acuerdo con los reinos feudales de Arabía Saudí, Qatar y Emiratos, máximos financiadores del terrorismo en Libia y Siria, de las mezquitas en todo el mundo para adoctrinar a los musulmanes en la defensa del integrismo "religioso" yihadista y wahabista más brutal contra los derechos humanos, contra las mujeres y su libertad y con una concepción de la religión igual a las inquisiciones de la hoguera. 




Ahora, a ese Estado sionista, dirigido por psicópatas de la raza pura, que no vacilan un segundo si tienen que bombardear y asesinar, no se le ocurre otra cosa para acentuar el odio de los colonos ladrones contra los palestinos, que obligar a los artistas israelíes a actuar en los asentamientos si quieren recibir subvenciones del estado para mantener y realizar sus trabajos. Una gran parte de los artistas se resiste, apoyados por las organizaciones israelíes de izquierdas, democráticas y de defensa de los derechos humanos y de la convivencia con el pueblo palestino.
Y ante esto, ¿qué hacen los lobbyes judío-sionistas que gobiernan en los EEUU, con Israel su base militar dotada de armas atómicas? Pues lo que han hecho siempre, callar ante sus desmanes, apoyarla y continuar armándola y financiándola como centro de amenaza y agresión permanente contra los pueblos de la zona, para evitar su independencia y soberanía,  y controlar el territorio, sus materias primas y sus vías de comunicación y transporte.





? Y la UE, qué hace? Pues también lo de siempre, doble subordinación, a los EEUU, de los cuales es la fregona, y al estado sionista, el hijo putativo de los sionistas europeos. Y luego, vienen guerras devastadoras, con millones de muertos, heridos, desahuciados, refugiados, movimientos terroristas que crecen en Europa o se camuflan entre refugiados para atentar en Europa.
¿Y en España, qué? Pues, ya saben, los gobiernos, del PP o del PSOE, a lo que manden los EEUU y la OTAN, desde las bases de guerra de Rota y Morón, de Madrid, Valencia y Aragón. Ciudadanos en la misma línea, el Occidente "liberal" es nuestro Occidente. Y los nazional-independentistas más sionistas: ERC a vigilar los barcos de guerra rusos que pasan por el Estrecho, desde la colonia de Gibraltar que tanto defienden, para informar a la OTAN; el PD(¿E?)C, antes CDC, a tranquilizar a los embajadores y gobernantes sionistas de que no cambiará nada y continuarán apoyando o tolerando sus fechorías.


Punto final, pues la verdad, no sé qué puede salir a medio-largo plazo de todo esto, pero no es nada tranquilizante. Sólo nos queda continuar defendiendo los derechos de los palestinos, denunciar los atropellos sionistas y a sus protectores e intentar que esto se exprese con fuerza en la calle y en las instituciones, única manera de que lo tengan en cuenta. Las movilizaciones deberían ser siempre para cosas justas: por la paz y contra la guerra; en solidaridad con el pueblo palestino saqueado, vejado y oprimido; contra las bases y la OTAN; por una Europa social y de derechos frente a la del neoliberalismo, una Europa liberada de su subordinación a los EEUU y a los grandes poderes financieros; por una España federal y republicana fundamentada en el trabajo, la cultura, la solidaridad internacionalista y la paz. Vaya, todo lo que estaba ausente de las intervenciones en el debate de investidura de ayer, por parte de todos los grupos, incluidos los que se autoproclaman de izquierdas y en la agitación de pandereta de la calle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada