viernes, 4 de marzo de 2016

BERTA, ALLENDE, CHE, ESTUDIANTES MEXICANOS, MUESTRA HUMANA DE TANTOS ASESINATOS.

En Honduras te han asesinado, en Chile lo asesinaron, en Bolivia se ensañaron para intentar borrar hasta su memoria, en México siegan la vida a jóvenes que no callan ante el crimen y la miseria. Todos ellos y ellas han defendido y defienden una vida digna para el pueblo trabajador, la libertad, la tierra, el agua, las riquezas naturales, la paz, el socialismo. Y les asesinan los esbirros y canallas que obedecen a los poderosos que les pagan. Berta y sus hermanos asesinados son nuestros hermanos y hermanas, debemos estar con ellos y ellas, no sólo con palabras piadosas, sino con la más firme solidaridad y valentía, en la denuncia de los criminales, de los que empuñan la pistola y de los que desde sus sillones en los bancos, consejos de administración e instituciones económicas y políticas nacionales e internacionales, pagan las balas mientras roban los recursos que deberían servir para la igualdad y la justicia social.
Quiero hacer un recordatorio para las mujeres y hombres de bien, los trabajadores/as, para las y los estudiantes, para mi mismo: muchas veces es difícil ejercer la imprescindible acción política en España, o en Europa, por la miseria que la invade al haberse convertido en una charca moral con los únicos principios del egoísmo, la explotación, el saqueo y la guerra. Pues si esto es así aquí, imaginad cómo es en Honduras, Colombia, Guatemala, México y tantos otros lugares de América y del mundo. Hacer política allí, como hace patente con todo su dramatismo el asesinato de Berta exige heroísmo y entrega total al bien colectivo. 
SOLIDARIDAD Y FRATERNIDAD CON NUESTRAS HERMANAS Y HERMANOS LATINOAMERICANOS. QUE EL NOMBRE DE BERTA CÁCERES RESUENE EN LAS CALLES, EN LAS FÁBRICAS, COMERCIOS Y UNIVERSIDADES, EN LOS AYUNTAMIENTOS, EN PARLAMENTOS AUTONÓMICOS, EN EL CONGRESO, EN EL PARLAMENTO EUROPEO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada