sábado, 28 de noviembre de 2015

YO ACUSO. MÁS SOBRE TERRORISMOS Y MANIPULACIÓN.
El monstruo se construye poco a poco, sin prisa y sin pausa, a medida de las necesidades del amo que lo encarga. La fábrica de monstruos son las guerras, las muertes y destrucción que generan, el hambre, la miseria, la falta de escuelas y asistencia sanitaria, la explotación, especialmente la infantil, la trata de personas para venderlas en el mercado de la prostitución, las drogas, el comercio de órganos, la humillación, el abandono. Esto a nivel general, en la realidad de los países afectados por guerras y rapiñas de todo tipo. En los países del "primer mundo", los desarrollados economicamente, la falta de trabajo, la discriminación económica y social, la filosofía del individualismo y el egoísmo extremo, algo que se incrusta como una lacra en el cuerpo social y en las actitudes personales.
Los principales culpables de esta situación: las grandes empresas que saquean las materias primas y riquezas de países cada vez más empobrecidos, el sistema financiero del capital, las fábricas de armamento, los ejércitos creados en función de controlar y dominar el mundo, el más significativo de ellos, la OTAN, gobernantes, políticos, "intelectuales" y medios de comunicación-propaganda al servicio de todo el sistema.
Estos son, en síntesis, los fabricantes de monstruos terroristas. Voy a citar sólo tres ejemplos ilustrativos, además de la realidad que podemos ver cada día: El general de los Estados Unidos, Wesley Clark ya en 2001 afirmó que EEUU había decidido ocupar y tomar Afganistán, Iraq, Irán, Somalia, Sudán, Libia, El Libano. Añadir Siria y Ucrania por si faltaba alguno. Laurent Fabius, Ministro de Exteriores de Francia, declaró con conocimiento de causa que Al Nusra (Al qaeda en Siria), uno de los principales grupos terroristas que actúan en aquel país, "hace un buen trabajo". Francia, EEUU Arabia Saudí, Qatar, Israel, Turquía...,y toda la banda de la "Comunidad Internacional de la Guerra" han impulsado y agigantado los movimientos terroristas, también el Estado Islámico, (DAESH), les han armado, entrenado y financiado. Hasta Alouin Chouet, Director General de la Seguridad Exterior de Francia dice que se persigue a los que ejecutan actos terroristas, no a las causas. Podría haber añadido que sólo se persiguen terroristas cuando atentan en La Place de la Republique.
Y luego está el socio de todos ellos, Turquía, que deja circular como Pedro por su casa a los terroristas que actúan en Siria, vengan de dónde vengan; les compra a bajo precio el petróleo que estos roban en Iraq y Siria y cometen la provocación criminal de guerra más peligrosa al derribar un cazabombardero ruso.
O sea que las condolencias y el océano de nacionalismos banderiles que vivimos en el mundo en condolencia por los 131 muertos de París y los centenarios de heridos, son sólo la coartada emocional para continuar engañando a la gente, para que ésta no pregunte por las causas. Esta es la realidad. Los muertos de Siria, Libia, Iraq, El Libano no merecen las banderas porque son pobres. Y siempre mueren los mismo, en París y en cualquier lugar, la gente del pueblo.






NO A LAS GUERRAS. NO A LOS TERRORISMOS, NO A LA OTAN. NO A LAS BASES BÉLICAS. PAZ PARA EL PUEBLO DE SIRIA.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada