sábado, 26 de septiembre de 2015

NATURALEZA Y POLÍTICA EN OTOÑO.

OTOÑO, LA NATURALEZA, LA POLÍTICA, LAS PERSONAS.


No sé por qué, pero al inicio de una nueva estación siempre se nos ocurre un pensamiento, una idea, un proyecto para desarrollar en los meses siguientes. A lo mejor sólo se me ocurre a mí. Si creéis que es así, corregidme, por favor, no sea que me califiquen de idealista, de abandono del materialismo histórico, única forma de abordar la lucha de clases, que no sabe ni de estaciones ni de metafísicas. De momento, creo que los cambios físicos que se producen progresivamente de una estación a otra, también inciden en el estado de ánimo individual y colectivo. Al menos en el mío. 

                 Haga clic en OpcionesHaga clic en Opciones

A lo mejor será porque la revolución de los soviets fue en octubre y esto deja una huella en el pensamiento que instintivamente pone en marcha determinados mecanismos del pensamiento humano. Por tanto, menos justificaciones y al grano.También en otoño se levantan de las brumas, de los días cortos, del barro de las lluvias, del ocre de los árboles, de las melancolías callejeras, ideas, pensamientos sólidos o contradictorios, proyectos. No en vano casi siempre se dice ante determinadas coyunturas que "será un otoño caliente" para hacer frente a las múltiples fechorías sociales que imponen los poderes económicos y políticos dominantes. Y este otoño no puede ser menos. Debería ser un otoño muy caliente por varias cuestiones. Señalaré tres que enmarcan todas las demás: 
1ª.- La necesaria movilización y lucha contra las guerras, que sólo producen destrucción, muerte y refugiados, por la paz, por el cumplimiento de las leyes internacionales, por la reforma a fondo de la ONU, para que en vez de servir a los intereses del poder mundial dominante, en primer lugar de los EEUU, juegue fuerte por la paz, por la solución política de los conflictos, por proyectos de verdad para acabar con el hambre, la miseria y las guerras, obligando a los países a comprometerse o desenmascararse. En España, este otoño hay maniobras bélicas de la OTAN, utilizando sus bases militares, especialmente las de Rota y Morón.
Las clases trabajadoras y el pueblo no deben ver estas cuestiones como algo lejano que no les afecta. Nos afecta a todos/as moralmente, humanamente y socialmente ya que los miles y miles de millones de euros que se gastan en guerras y armamento matando seres humanos destruyendo pueblos y naturalezas faltan para comer, tener agua potable, educación y servicios sanitarios en los países empobrecidos, y reducen las condiciones de vida en los más desarrollados y en España. Es, pues, el principal problema internacional y doméstico. 




2ª.- Ante el parloteo permanente sobre la unidad popular de los que sólo piensan en cómo todo el mundo acepta su caudillismo, y la deriva del conjunto de la izquierda, concretar y poner en marcha un programa político de cambio, concreto, claro y con propuestas cualificadas, no demagógicas y cuantificadas, que supere los estrechos límites de la retórica unitaria. Un programa político que tenga en cuenta la organización de un fuerte movimiento para intervenir en política diariamente, no sólo electoralmente, con los trabajadores/as, con los estudiantes y con todas las personas que se comprometen y organicen para el cambio. Un programa político con medidas urgentes para hacer frente a los problemas más acuciantes de los trabajadores y trabajadoras en activo, en paro, con trabajos precarios; que consolide y mejore los servicios públicos, en especial educación, sanidad y dependencias, en vez de privatizarlos gradualmente; y que aborde definitivamente una profunda reforma constitucional en un sentido de hacer imperativos y no descriptivos los derechos sociales que, en la línea del artículo 6 de la Constitución de la IIª República, afirme con rotundidad que España está contra la guerra, por la paz, por el diálogo y el cumplimiento de las leyes internacionales para solucionar los problemas y que nunca participará, como está haciendo ahora, en guerras de dominio. Y que todo ello sea controlado democraticamente y se haga cumplir por una ONU profundamente reformada. Y finalmente, en este apartado constitucional, que se inicie el proceso para culminar el Estado de las autonomías en un Estado Federal, buscando el acuerdo político con todos los que deben protagonizar el cambio, en el cual vamos a defender mediante referéndum la Tercera República Española. 





3ª.- Y como tercer punto, y último por hoy, ¿qué hacer y cómo hacerlo en Europa para contribuir a la unidad de acción de todas las fuerzas políticas de izquierda y sindicatos para enfrentarse y combatir las políticas neoliberales en la economía, en las finanzas, en el trabajo y derechos sociales, en la política y en el respeto a la soberanía de los pueblos? Frente a la Europa neoliberal y eurocéntrica pero sumisa a los EEUU, defender, impulsar y construir la Europa de los pueblos. 
Para iniciar el otoño ya es suficiente. Tenemos tajo para tiempo.

NO A LAS GUERRAS. NO A LA OTAN. CONVERSIÓN DE LAS BASES DE AGRESIÓN MILITAR DE ROTA Y MORÓN EN BASES PARA LA PAZ Y EL DESARROLLO DE LOS PUEBLOS. FIN DE LA GUERRA CONTRA EL PUEBLO SIRIO.
NO  A LA EUROPA NEOLIBERAL. POR LA EUROPA DE LOS PUEBLOS.
LIBERTAD PARA CHELSEA MANNING. CESE DE LA PERSECUCIÓN CONTRA ASSANGE Y SNOWDEN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada