martes, 14 de julio de 2015

SOBRE LA UNIÓN EUROPEA ACTUAL Y EL EURO.

LA UE ACTUAL Y EL EURO, UN ERROR, UN GRAN ERROR, UN INMENSO ERROR PARA LOS PUEBLOS EUROPEOS.
Sin analizar la realidad económica, productiva social y política de cada país europeo, sin poner en marcha normas comunes, según la situación de cada estado, nos lanzamos, digo nos lanzamos porque en general aceptamos una moneda única para todos, por aquello de que la moneda ayuda a los pueblos a entenderse mejor, recordando las dos guerras europeas devastadoras, coordina las economías y potencia los derechos sociales aproximando los de los países socialmente más atrasado a los de los más avanzados. Nada más erróneo, pongo a España  como ejemplo: la entrada en Europa ya representó la liquidación importante de gran parte del tejido industrial y productivo para  pasar su producción a los países del norte, en concreto a Alemania. Y al cabo de los años con la entrada en el euro se remató la tarea, España ya no tenía capacidad y flexibilidad para adaptar su economía y producción a las necesidades económicas, sociales y monetarias según el momento que se vivía. Y así les pasaba al resto de países con economías y capacidad productiva baja, que es el caso de Grecia. En resumen, de la misma manera que en el interior de un país se busca equilibrar las zonas más pobres con las más ricas, compartiendo una riqueza común, algo que los nacional-independentistas no quieren, Europa no puede construirse al margen de los pueblos, de su realidad total y de su voluntad política. Lo cual significa acabar con la Europa del capital y la moneda única impuesta. 
Europa se ha subordinado a Alemania, iniciadora y ejecutora de dos guerras terribles.  La derrota de Alemania en la IIª Gran Guerra, representó el fin de la Alemania de los tanques y de la invasión y ocupación armada de países soberanos. Empezaba otra etapa con la guerra fría para hacer frente a la posibilidad de que el capitalismo europeo fuera desbordado por las nuevas ideas democráticas y socialistas. Alemania fue una pieza clave en esta nueva etapa. Primero se pasó por encima de sus crímenes con condenas muy contadas sobre los criminales nazis, se le perdonaron la ocupación de países y el correspondiente pago de indemnizaciones, se borró de sus libros de texto los asesinatos cometidos por el nazismo y se la sacó de la miseria y destrucción causadas por la guerra volcando el saco de millones de dólares, practicamente regalados, para su rápida reconstrucción. Alemania tenía que ser la trinchera de vanguardia del capitalismo mundial contra la Unión Soviética. Progresivamente Europa se fue subordinando a la dictadura económica, financiera y productiva alemana, que ya no necesitaba ejércitos invasores. Los tanques se transformaron en misiles financieros, en bancos, en oligopolios económicos dominantes en la producción y en el comercio. El neoliberalismo, profundizado hasta el paroxismo después de la caída de la URSS, domina  Europa y el mundo, a pesar de sus notorios fracasos en liquidar el hambre y la pobreza y la creciente oposición al mismo. La Unión Europea, que se creó, según dicen, para evitar, entre otras cosas, una nueva guerra, fue perdiendo su carácter primario convirtiéndose en el instrumento más eficaz del capitalismo para dominar y reconducir a los pueblos a una nueva Arcadia, falsa como todas las Arcadias. Alemania es la principal baza del neoliberalismo europeo para impedir que mengüe su dominio. La actitud autoritaria de sus dirigentes, expresada de forma evidente por el trato casi fascista dado a Grecia, especialmente por parte de Schäuble, por haberse atrevido a expresar su desacuerdo con la imposición de nuevos y profundos recortes sociales, es la prueba más palpable de la miseria moral y política de esta Europa y de sus dirigentes. El IVº Reich alemán es la vanguardia neoliberal europea para liquidar la Europa timidamente social y la dignidad y soberanía de sus pueblos, emanada de la derrota nazi en la IIª Guerra. Quieren enterrar la Europa social cuanto antes y convertir a sus pueblos en colonias. Desgraciadamente, gran parte del pueblo alemán comparte este proyecto. Los pueblos muchas veces son cómplices de los desmanes de los gobernantes.

POR LA EUROPA DE LOS PUEBLOS.

NO A LAS GUERRAS. NO A LA OTAN.
LIBERTAD PARA CHELSEA MANNING. BASTA DE PERSEGUIR A ASSANGE Y A SNOWDEN. EL MUNDO DECENTE NECESITA SU TESTIMONIO.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada