jueves, 21 de agosto de 2014

DOS ASESINATOS.

DOS ASESINATOS DIFERENTES, IGUAL DE ODIOSOS.
En Irak, el periodista gráfico James Foyle, que llevaba más de dos años secuestrado por los terroristas yihadistas que actúan en Siria, es degollado por un miembro del llamado Estado Islámico, incluso después de hacer una proclama anti imperialista contra su país, EEUU, por considerar que era el principal culpable de lo que pasaba en la zona y de lo que iba a pasarle a él inmediatamente. El terrorista que le asesina es uno más de los que EEUU, Reino Unido, Israel y Arabia Saudí han creado, impulsado, preparado y armado en la zona para controlar territorios y saquear riquezas, en este caso para ocupar Siria, aun a costa de alimentar un monstruo del terror y del crimen. Patética, por no decir repugnante, la reacción de Obama amenazando con acabar con el terrorismo yihadista que él también ha creado. No es ocioso repetir que lo que han sembrado en esta zona y en el mundo se sabe como se ha desarrollado pero no cuando ni como acabará. El terrorismo yihadista es, o puede ser, además, de ida y vuelta: miles de ellos proceden de países "democráticos" occidentales y su escuela es destruir y matar por mandato divino donde sea, en Siria, Irak, Reino Unido, Francia, España....Cuando se juega permanentemente con fuego, ya saben.
Y en Sant Louis (EEUU) La policía mata de 12 tiros, 12, a Kajieme Powell un joven desarmado y que no tenía ninguna traza de ser peligroso. Día antes ya se había producido en Ferguson un hecho parecido, con la muerte por 6 disparos de un joven negro, lo que ha producido una fuerte reacción de la población negra, que es la que , 50 años después de haberse abolido oficialmente la discriminación racial, continúa siendo discriminada socialmente, tiene las condiciones materiales más precarias, las expectativas de vida más bajas y sufre más que nadie la persecución policial.
Me dirán que no tiene relación pero yo creo que la violencia ejercida de forma sistemática, bien interviniendo militarmente en cualquier país para dominar y quedarse con las riquezas o bien permitiendo que cada ciudadano tenga armas y las utilice, en especial la policía, forma parte de la filosofía destructora de una sociedad egoísta y enferma de capitalismo.

Y COMO SIEMPRE LIBERTAD PARA LOS TRES REVOLUCIONARIOS CUBANOS Y PARA MANNING. APOYO A ASSANGE Y SNOWDEN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada