miércoles, 26 de marzo de 2014

EL 22 DE MARZO, UNA GRAN ACTO QUE ENFOCA EL FUTURO A RECORRER.

DESPUÉS DEL 22 M, ALGUNAS REFLEXIONES.
El 22 M ha sido una gran jornada de lucha precedida de casi un mes de marchas por toda la geografía española. Marchas que empezaban con unas decenas o centenas de personas, y a las que días antes de entrar en Madrid se les sumaban miles de marchantes para engrosar el asalto final a la capital. Y el mismo 22, desde primeras horas del alba hasta el mediodía, entraban a Madrid en tren, autocares y coches, miles de nuevos/as manifestantes. Así se iba a realizar una de las más importantes concentraciones y manifestaciones de los últimos tiempos, desde las de la Huelga General de 2012.
Por tanto, la primera y principal valoración es que el día 22 M y los días precedentes hubo una gran acción contra las políticas anti sociales del gobierno, la exigencia de que se acaben estas políticas, propuestas concretas para ello y la defensa de la dignidad, pisoteada por las fuerzas económicas y políticas del capital español y de la Troika. Las marchas y el encuentro del 22 han representado un proceso de unidad por abajo y de convergencia de los distintos sectores populares y de trabajadores/as, que hace tiempo se enfrentan a todo tipo de recortes y políticas socialmente criminales. Despidos masivos con derechos laborales y salariales reducidos en el sector privado, acompañado de más precariedad en el empleo; eliminación drástica de puestos de trabajo en la administración pública, con reducción de pagas y aumentos de las horas de trabajo; miles de desahucios, a pesar de la gran labor y resistencia de las plataformas contra los desahucios; robo de las arcas públicas para pagar los agujeros de la banca y reflotar sus beneficios; miles de personas que han visto sus ahorros saqueados con las preferentes, por el egoísmo de banqueros y ejecutivos sin escrúpulos. Todo ello en el marco de un paro de más del 25 por cien, más del 50% para los jovenes. Y con negras perspectivas para que mejore esta situación, a pesar de la demagogia y triunfalismo del gobierno, y con la convicción fundamentada de que los derechos perdidos, o nuevos derechos más corresponsables con la economía, la ecología y las condiciones de vida y de trabajo en la actualidad, no entran en el horizonte de las fuerzas económicas y políticas que aquí y en Europa mandan e imponen por encima de y contra los pueblos.
Por eso, porque ha sido una gran movilización que abre perspectivas de trabajo, es que la izquierda no debe exagerar, ni inventarse historias, ni utilizar el falso triunfalismo de los números. La izquierda debe ser austera en todo, incluso en la propaganda mediática, desmontando el tinglado propagandístico de la derecha con la verdad por delante, con datos reales y creíbles. Multiplicar por varios los efectivo movilizados sólo sirve para engañarse a uno mismo y no contribuye a ampliar y reforzar la conciencia popular crítica, conciencia que sólo puede formarse con un análisis veraz de los hechos, sean éstos positivos o negativos. 
Recordatorio de algunas cifras. La Huelga General de noviembre de 2012 fue muy importante, no sólo por la huelga en si, sino, sobre todo, por la participación masiva en las manifestaciones, las más importantes desde las de febrero de 2003 contra la guerra: En Madrid, los sindicatos organizadores dieron un millón de participantes, y el gobierno 35000 (parece haber quedado encharcado en esta cifra); para Barcelona, los sindicatos dieron un millón 115 mil, los mossos 110.000 y el gobierno 57.000; en Valencia, los sindicatos hablan de 350.000 y el gobierno de 50.000. Abreviando, y teniendo en cuenta que en Galicia, Andalucía, Murcia, Extremadura, Baleares, las dos Castillas ...tambien hubo importantes manifestaciones, especialmente en Vigo y Ferrol en Galicia, los sindicatos hablaron de 4 millones en toda España y el gobierno de 800.000.
En la acción del 22, el gobierno habla de 36.000, El País de 50.000 y los organizadores varian entre 500.000, según unas fuentes, 2 millones y dos millones y medio, según otras. Descalificadas por su propio peso las del gobierno y las de El País, ustedes decidirán. Yo ya tengo mis números basados en la experiencia y en el espacio cubierto. (En el próximo número de Mundo Obrero publico un artículo sobre el tema)

LIBERTAD PARA LOS TRES CAMARADAS CUBANOS PRESOS EN EEUU. Y PARA MANNING. LIBRE CIRCULACIÓN DE ASSANGE Y SNOWDEN PARA QUE PUEDAN CONTINUAR INFORMANDO DE LAS FECHORÍAS DEL IMPERIO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada