martes, 12 de noviembre de 2013

LIMPIEZA Y BASURA EN MADRID. EL PSOE VUELVE MÁS ROJO.

LIMPIEZA Y BASURAS.
Vaya ayuntamiento, vaya capitalismo, vaya paisaje y vaya paisanaje el que manda en Madrid. Se llenan la boca de crisis a superar, de mensajes de ridículo optimismo sobre la luz que ya se divisa al final del túnel, de la necesidad de buscar formas y propuestas para combatir la caída del turismo, y no son capaces entre ayuntamiento y empresarios-contratistas de la limpieza madrileña, de impedir que Madrid se llene de basura. El ayuntamiento empieza diciendo que es un problema entre trabajadores y empresa privada, desentendiéndose de un servicio público, cuyo funcionamiento es de su responsabilidad; y los empresarios, compradores de servicios públicos a bajo precio, y crecidos por la impunidad con que se les deja actuar, se permiten el lujo de despedir a un montón de trabajadores, bajar arbitrariamente los ya bajos salarios y ciscarse en los ciudadanos de Madrid. De vergüenza. Liquidan puestos de trabajo y reducen salarios después de obtener las contratas y producen pérdidas millonarias, según se dice, a la economía real de Madrid. Sé que no digo nada nuevo si afirmo que todos ellos y ellas, y ella, la honorable alcaldesa, merecen ser expulsados de tareas empresariales y políticas por su afán de ganancia unos y su sumisión e ineptitud los otros a los intereses privados.
Y qué se les ocurre  para desviar la atención, mientras Madrid se revuelca en la basura: que venga Eurovegas, con el mafioso sionista Adelson al frente, que es donde está el futuro económico y miles y miles de puestos de trabajo, lo que solucionará todos los problemas. Es grave que además de ser la parte más cutre y más parasitaria del capitalismo y de los servicios auxiliares de éste en la política, mientan de la forma más burda tomándonos a todos por imbéciles.

" TEMBLAD MALDITOS, HEMOS VUELTO, SOMOS ROJOS"
Elena Valenciano dice después del cónclave del PSOE "somos más rojos", y Rubalcaba, recordando el "ja soc aquí" del Tarradellas vuelto del exilio, "ya hemos vuelto".
Rubalcaba hace lo que puede para vender un producto muy bajo en credibilidad, que no puede revalorizar un fin de semana de debates, discursos, besos y abrazos. Hace falta mucho más, en contenidos y en formas, pero, sobre todo, hace falta que el que quiera vender el producto se lo crea. Y para creérselo y convencer es preciso un propósito de enmienda serio: que diga qué se va a hacer en las cosas fundamentales si llega a gobernar de nuevo, decir con claridad  por qué no las ha hecho cuando gobernaba y pedir perdón por ello. Simplemente, explicar a dónde fue el PSOE para que ahora decida volver sin rendir cuentas de lo que hizo cuando estaba ausente.
En cuanto al "somos más rojos" de Elena Valenciano, debería causar sonrojo a muchos socialistas. La que ha compartido y defendido de manera especial desde su puesto de mando todas las contrareformas económicas y sociales, incluída la del artículo 135 de la Constitución, priorizando la devolución de la deuda, en gran parte ilegítima, en vez de priorizar la dignidad y necesidades de las mayorías sociales más deprimidas, o que ha exigido más guerra contra Siria, compitiendo con el PP en belicismo, no tiene ninguna legitimidad moral ni política para pronunciar una frase con las connotaciones que tiene el ser más o menos rojo, y mucho menos cuando ello es fruto del calentón retórico de una conferencia y no está avalado por ninguna práctica. 

LIBERTAD PARA LOS 4 CUBANOS PRISIONEROS EN EEUU.
LIBERTAD PARA MANNING. SOLIDARIDAD CON ASSANGE Y SNOWDEN.
                  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada