martes, 16 de abril de 2013

ELECCIONES EN VENEZUELA: GANA MADURO Y EL MOVIMIENTO BOLIVARIANO. CON COSPEDAL SIEMPRE HAY TÍTERES.

GANÓ MADURO Y EL MOVIMIENTO BOLIVARIANO.
Cuando gana la derecha, aunque sea por un voto, sus medios de propaganda lanzan las campanas al vuelo y encienden fuegos artificiales. Piensan que tienen unos años más para medrar y mangonear a costa del pueblo con los votos del pueblo. Cuando gana la izquierda, hasta por centenares de miles de votos más, convierten la victoria en una derrota. Es lo que está pasando con los resultados de las elecciones presidenciales de ayer en Venezuela. Convierten al golpista Capriles, al cual le han hecho la campaña desde todos los medios conservadores, reaccionarios y social liberales de Venezuela y del mundo, en el ganador, a pesar de que es derrotado nuevamente, primero por Hugo Chávez, ahora por Maduro, siempre por mayoría absoluta. Que la diferencia es de "sólo" un punto y medio y centenares de miles de votos, pues igual como se produce en los procesos electorales en todas partes sin que nadie cuestione los resultados. Pero Capriles y toda la mafia política y económica que le apoya, incluida la española,  sí cuestionan los resultados y quieren un recuento voto por voto, cosa que Maduro acepta sin inmutarse. Las leyes electorales de Venezuela son de las más avanzadas, democráticas, rigurosas y fiables del mundo, sin ninguna discusión. 
A todos/as los que defendemos el proceso revolucionario de Venezuela y de América Latina, incluida la integración del continente, nos hubiera gustado un resultado más amplio, después  de los grandes avances sociales que se han producido en el país en 14 años y de la muerte de Chávez, su principal artífice.  Nos hubiera gustado que una parte de la Venezuela popular no se hubiera dejado engatusar por las promesas y demagogias de la derecha que representa Capriles y hubiera sido más fiel al legado social de Chávez, encarnado en Nicolás Maduro. Nos hubiera gustado, pero las cosas son así y es a partir de la situación actual que debemos analizar y actuar en consecuencia, profundizando la relación y el apoyo a la Revolución bolivariana, que conocerá nuevos ataques de sus enemigos, como el movimiento golpista que ha puesto en marcha Capriles para darle la vuelta a los resultados. Naturalmente, son los compañeros y camaradas venezolanos los que deben hacer un análisis a fondo y sacar sus conclusiones en relación a unos resultados que debieran haber sido más contundentes contra la reacción que representa Capriles que, como el PP con Zapatero, se puso la camiseta roja,  plagió el lenguaje "chavista", y prometió lo que la derecha siempre negó al pueblo venezolano, hasta que este la echó. Y hay un gran trecho entre que el pueblo reaccione  socialmente en una situación concreta de opresión y explotación y apoye a un gobierno que se preocupa de sus problemas y necesidades, algo más elemental, y la conciencia que asume el consecuente compromiso moral y político para defender cambios sociales y políticos de proyección histórica más allá de la coyuntura.
Para no dejarlo en el tintero. Sabemos lo que defiende el PP en Venezuela, en toda América Latina y en el mundo; sabemos el apoyo del Presidente Aznar al golpe de estado en 2002, en el cual participó Capriles asaltando la embajada de Cuba. Lo que es menos conocido es que Felipe González  se entrevistó con Capriles hace unas semanas, en descarado apoyo a su candidatura. Hasta se hizo la foto con él. Cada uno con los suyos, pero se debe denunciar a este farsante, que saca dinero y negocios de todas partes, y situarlo al mismo nivel que a cualquier otro mafioso.   


Y COSPEDAL  ALIMENTA  LA DIARREA IDEOLÓGICA.
Esta pobre mujer que, como su alcahueta política, Aguirre, no debe llegar a fin de mes, es lo más parecido a esos muñecos que se mueven con hilos y que repiten todo tipo de sandeces. Cospedal equipara los escraches a las persecuciones y sacas que practicaban los nazis. Califica los escraches de nazismo puro. Cospedal tiene que cuidar el lenguaje ya que cualquiera podría pensar que tiene razón, ya que ella, por historia y por descendencia política, está más cerca del nazismo que los practicantes del escrache. Yo le sugiero algo a Cospedal: Este fin de semana he participado en unos actos políticos en León con motivo del aniversario republicano y he conocido, en la prensa y por las informaciones directas, que la aviación nazi de La Legión Condor no sólo bombardeó Guernica, sino muchos pueblos de la provincia de León, causando destrucciones y numerosas víctimas. La sugerencia es que Cospedal, como Secretaria General del PP, proponga la eliminación en España de todas las referencias nazi-fascistas de las calles y plazas. Le ofrezco un consejo para luchar contra el nazismo, por el cual no le cobraré nada. 

QUEREMOS EN LAS CALLES DE LA HABANA A LOS 5 COMPAÑEROS SECUESTRADOS POR OBAMA Y SU RÉGIMEN.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada