jueves, 7 de marzo de 2013

EL PUEBLO Y SU PRESIDENTE Y HERMANO.

EL PUEBLO VENEZOLANO CON SU PRESIDENTE.
Son días extraños, tristes, que nos marcarán durante mucho tiempo, y que con la serenidad del mismo se convertirán en impulsos para hacer lo que dejó pendiente el compañero, camarada y amigo, Hugo Chávez. Pero hoy nos falta alguien que ha significado, significa y significará mucho en nuestras vidas personales, en las colectivas de su pueblo, de los pueblos latinoamericanos y de los hombres y mujeres del mundo que luchan por una verdadera democracia al servicio de todos y por el socialismo en el siglo XXI. 
El Presidente de la República Bolivariana de Venezuela quería vivir, tenía muchas cosas que hacer para cambiar la vida de la gente en su país, en toda América Latina y en el mundo, porque tenía una visión internacionalista. Enfermo, aunque supiéramos de su gravedad, había la esperanza de curación, ahora hay el dolor compartido y la voluntad de seguir su ejemplo y continuar su lucha. Y eso prometemos. Eso van a cumplir los millones de personas que desbordan Caracas para estar con él y verle una última vez. Y nosotros, desde aquí, estaremos con ellas. 
Como curiosidad, lo que es digno de escucharse son las opiniones de la derecha carroñera de la comunicación, sea ésta progre, conservadora o reaccionaria. Está rabiosa por la reacción del pueblo venezolano ante la  muerte del hombre que calificaban, y califican, de dictador, caudillo populista, represor de los derechos de expresión, después de haber quedado grabado con letras rojas en la historia de los pueblos, que hay más democracia en Venezuela que en toda la UE y EEUU juntos. Lo que pasa es que no pueden tolerar, por los intereses de clase que representan que, una vez tras otra, y a pesar de sus indecentes campañas contra Hugo Chávez y contra la Revolución Bolivariana, ésta ganara socialmente y en las urnas porque la mayoría del pueblo estaba con ella. Y como temen que continuará estando con ella, hacen lo imposible desde sus medios de propaganda para evitarlo, poniendo en marcha todo tipo de rumores, intoxicaciones, manipulaciones y mentiras. Y ni siquiera el cuerpo presente del fallecido les inspira un prudente respeto temporal. Así está las cosas, estamos alertados. 

CON EL HERMANO PRESIDENTE Y CON SU PUEBLO, ESTAMOS NOSOTROS, EL PUEBLO CUBANO Y LOS 5, Y TODA AMÉRICA, LA LATINA Y LA DE SEAN PENN Y OLIVER STONE.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada