sábado, 8 de septiembre de 2012

EUROVEGAS. BARCELONA WORLD. MERCADO DE JUEGO, SEXO Y LUJO.

HAGAN JUEGO. CREEN LUDÓPATAS. ORGANICEN SEXO. 
España se está convirtiendo en un casino de mafiosos cabalgando en montañas rusas. Una especie de Las Vegas con imágenes de la Cuba de Batista y de El Padrino. Sheldon Adelson, ex agente hipotecario, ex asesor de inversiones, ex consultor financiero, multimillonario especulador, sionista ultra defensor del peor Israel y virulentamente enemigo de sindicatos y de cualquier apariencia de izquierda, va a construir Eurovegas en Madrid. A este personaje, siempre al servicio de la más negra y reaccionaria sociedad de Estados Unidos, un día se le ocurrió que España podía ser una buena tierra para ganar dinero fácil y puso en marcha a sus asesores para que conectasen con lo más parecido a él de la sociedad española, con la gente que no tenga escrúpulos morales y económicos. 
Rápidamente se lo disputaron. Esperanza Aguirre, su gobierno y su círculo de intereses  ofrecieron el territorio de Madrid. Artur Mas, su gobierno y círculo de intereses no se quedaron atrás. Una y otro   entraron en el mercadillo de las ofertas, las ventajas, las renuncias y las sumisiones. Esperanza Aguirre, no sé si Artur Mas, dispuesta a cambiar leyes sobre tabaco, menores y reducir el control sobre el juego, aceptando las exigencias del mafioso Adelson. Además de todo ello, daba vergüenza ajena ver la actitud rastrera de los "dirigentes" políticos y económicos arrastrándose servilmente ante el yanqui y engañando al personal prometiendo grandes beneficios económicos y la creación de miles de puestos de trabajo, sin importar en qué y cómo. Es curioso, o no tanto, ver a insignes representantes del nacional catolicismo, escandalizados por la nimiedad de un vídeo, aceptar que se instale en su casa el mercado del sexo, del juego y del dinero parasitario. Les sugiero que a partir de la instalación de las zonas casinales, organicen en sus espacios las principales procesiones para que éstos estén santificados.
Adelson escoge Madrid para montar el tinglado e inmediatamente Artur Mas y sus consejeros se sacan de la manga un acuerdo para crear Barcelona World en Tarragona, una especie de réplica a Eurovegas, con hoteles de lujo, casinos y montañas rusas. En Madrid, alcaldes y autoridades diversas se pronuncian para que sea su parcela la escogida ; en Barcelona Mas, acompañado de Isidre Fainé de La Caixa, pacta con el especulador Bañuelos, que arruinó a miles de inversores con la caída de Astroc. Como ven, hay carreras. A toda esta banda ya la conozco y no espero nada de ella; lo que me parece peor es que mucha gente se los crea y digan tonterías públicamente sobre el empleo y la riqueza que se creará con las dos zonas de casinos.
Estoy con todas las personas, movimientos y organizaciones que se han opuesto desde el principio a Eurovegas, tanto en Madrid como en Barcelona, por razones económicas, sociales, culturales y éticas, argumentando que el tipo de economía y de trabajo que se crea en torno a los Eurovegas, no es la economía y el trabajo que interesa crear, sino una degradación del trabajo, de las condiciones en que este se practica y  de la misma cultura de convivencia humana. No se dice tampoco que las inversiones de Adelson o de Bañuelos se harán en gran parte con dinero público. Dinero que no se da a la mayoría de empresas que piden créditos para subsistir y en las que trabajan la mayoría de los trabajadores y trabajadoras del país. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada