domingo, 3 de junio de 2012

HOLLANDE Y LAS FARC. SUSAN RICE, OTRA QUE TAL. LA ONU, ¿QUÉ ES ?

 LAS FARC Y HOLLANDE.
Al liberar al periodista francés Ròmeo Langlois, las FARC le entregaron una carta para que éste se la hiciese llegar al Presidente Hollande, con la petición de que él y Francia intercedan a favor de la paz. Hollande contesta a las FARC que no interferirá en la política colombiana. En Colombia existe un enfrentamiento armado desde hace 50 años, consecuencia de ser uno de los países de América Latina con más desigualdad, opresión y represión. Y cuando las FARC, sectores del ELN (Ejército de Liberación Nacional),movimientos de autodefensa y el Partido Comunista crearon en 1985 el FRENTE PATRIÓTICO, con el objetivo de participar a fondo en la política y abandonar la lucha armada, en poco más de 3 años de actividad política fueron asesinados 8 congresistas, 70 concejales, 13 diputados, 11 alcaldes y miles de militantes. Los asesinos, con la cobertura de los gobiernos colombianos, eran los paramilitares, el ejército, la policía secreta y la regular, los servicios de inteligencia y el narcotráfico. Muchos de los sobrevivientes de la matanza contra la UP abandonaron el país para salvar la vida. Igualmente se asesinaban sindicalistas, Colombia es el país del mundo con más sindicalistas asesinados,campesinos y jornaleros para robarles las tierras. Este genocidio se hacía con total impunidad, se hacía, y todavía se hace en parte, sin que las autoridades del mundo "democrático", esos canallas que se hacen llamar la "comunidad internacional", encabezados por los EEUU y la Organización de Estados Americanos (OEA), miraban hacia otro lado cuando no aplaudían directamente. En 1993 se interpuso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos una demanda contra el estado colombiano por su responsabilidad en los crímenes contra la Unión Patriótica. Una tibia declaración eximía al estado colombiano de responsabilidad en el genocidio.
Qué diligente es esa mafia de la política, de la economía y de la comunicación llamada "comunidad internacional", cuando se trata de saquear y ocupar países que no se doblegan del todo a sus deseos de dominio, como se comprueba en Irak, en Libia o en Siria, para no citar cosas que puedan parecer menores como el apoyo al golpe de estado en Honduras.  Y con qué cínica complicidad respaldan a sus socios. Volviendo a la carta de las FARC a Hollande, un personaje  que reitera que está presto a intervenir en Siria, queda claro que al Presidente "socialista" de Francia le interesa poco la paz en Colombia, los asesinatos y el crimen del narcotráfico. Hollande es un eurocentrista dócil al régimen, que nadie espere gran cosa de él,  salvo algunos gestos para el "crecimiento" y para una política con rasgos asistenciales. No da más de sí. Ojalá me equivocara. Y mientras, en Colombia, y donde sea, Hollande, como antes Sarkozi,  hará negocios con los que en Colombia y en cualquier sitio son los responsables del asesinato de miles de personas. Para esto si se puede interferir en Colombia o en toda América Latina, para contribuir a la paz no.

 AHORA, SUSAN RICE SIGUE PREPARANDO EL TERRENO EN SIRIA.
Actúan en cadena preparando el terreno, domesticando a las llamadas opiniones públicas para que no sean otra cosa que opiniones abúlicas, crédulas e idiotas. Susan Rice, embajadora de EEUU ante el Consejo de Seguridad de la ONU, ha declarado, con el mismo desparpajo y frialdad con que Clinton dice que los EEUU crearon Al Qaeda, o que Obama da el visto bueno a todo tipo de acciones criminales de sus comandos, que "la comunidad internacional no tendrá otro remedio que considerar medidas fuera del formato del plan de Annan o de la competencia del Consejo de Seguridad". En plata, bombardear e intervenir militarmente en Siria pasándose por el forro a la ONU, habida cuenta de que el veto de Rusia y China impide, hasta ahora, intervenir  militarmente como en Libia, lo cual no es problema para armar hasta los dientes y adiestrar a los terrroristas y mercenarios que cometen los atentados y sabotajes para impedir una solución pacífica del conflicto que vive Siria.
Es tan escandaloso lo que encabeza ese premio Nobel de la Guerra y sus acólitos internacionales que parece hasta raro que, como sucedió cuando EEUU arrasaban Vietnam, los propios norteamericanos y ciudadanos del mundo de bien y de paz no digan ¡basta! No sólo esto, sino que La Casa Blanca, El Pentágono, sus ONGs tramposas y sus New York Times imponen al mundo sus mentiras ante la credibilidad y pasividad de una mayoría. Mientras, ellos, con la sociedad encogida y acobardada, continúan con su política económica, financiera y bélica. Aquí, no hay más que ver los telediarios, escuchar a los políticos del sistema, o leer, entre otros, a un periódico tan progre como El País, hablar de Siria. Superan a la prensa reaccionaria en su ardor manipulador e intervencionista.

Y OTRA, NAVI PILLAY.
Navi Pillay, Alta comisionada de la ONU para Derechos Humanos, recoge "informaciones que sugieren que la Shabiha (dicen que es un grupo paramilitar afín al gobierno sirio) entró en poblaciones y podría ser el responsable de docenas de asesinatos". E insiste en que" El Consejo de Seguridad debe considerar la posibilidad de referir el caso de Siria a La Corte Penal Internacional".
Otra perspicaz, inteligente y rápida personalidad de la "comunidad "internacional" en sacar conclusiones de informaciones suministradas por los mercenarios. ¿ Por qué estos personajes no investigan y sacan conclusiones de las denuncias sobre matanzas y sabotajes cometidos por esos engendros que se conocen como Consejo Nacional Sirio Y Ejército Libre Sirio ? Se os ve el plumero. ¿ Tan bien os pagan para que no tengáis ningún pudor en mentir, aún sabiendo que vuestras mentiras pueden producir más muertes, más destrucción y más dolor ?
 Nunca como hasta hoy, al menos en mi experiencia vital, se han vulnerado y escarnecido tantas leyes y normas elementales de convivencia y de respeto a las personas, sin apenas resistencia. Nunca como hasta ahora, con tantos recursos científicos, técnicos y productivos al alcance de la humanidad, se han acumulado tantas miserias sociales, humanas y políticas. Nunca como hasta hoy ha necesitado el mundo un cambio económico, social y político, todo junto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada