viernes, 9 de diciembre de 2011

CRISIS Y EUROPA.

MÁS SOBRE LA CRISIS CAPITALISTA.
Ya conocemos la secuencia de la crisis, aunque muchas veces y masivamente la olvidamos, creyéndonos las nuevas mentiras y manipulaciones con las que envuelven su acción los responsables económicos y políticos de la misma: primero, nos dijeron, los responsables eran los individuos corrompidos y especuladores del sistema financiero, una minoría que había vulnerado todas las normas de control, y hablaron de reestructuración de éste, e incluso de refundación del capitalismo; a pesar de ser responsables los bancos, por tanto un asunto privado, decían, les inyectaron miles y miles de millones de dinero público, haciendo lo que siempre ha hecho el capitalismo, privatizar las ganancias y socializar las pérdidas; olvidaron pronto la responsabilidad del sistema financiero, para buscar al verdadero culpable, el pueblo, la ciudadanía que ha vivido por encima de sus posibilidades, y que debe pagar con todas las consecuencias. Al llegar aquí es necesario hacer unas elementales observaciones, como si nos creyéramos la nueva historia que nos cuentan: una pregunta ¿por qué somos los responsables? Suponiendo que sea verdad que hemos vivido a lo grande todos, ¿quién ha fomentado el consumismo creando necesidades artificiales pero objetivas para que el "mercado" se forre?, ¿quién ha liquidado todos los controles, democráticos o de mínimo sentido común, sobre los mercados, el sistema financiero y el capital?. Y lo más importante vino de inmediato: para hacer frente a la crisis, además de culpabilizar, arrugar y convertir a los ciudadanos y ciudadanas en seres inseguros y dispuestos a aceptarlo todo, en una campaña mediática brutal, empezaron a recortar salarios, pensiones, derechos laborales y sociales para dar credibilidad a su política y que nadie creyese que iba de broma. Con ello superarían, decían, la crisis que ellos mismos habían producido. Pero como todo se agravaba continuaron, y continúan. Ellos y ellas, los que dominan economía y política, vivieron, viven y quieren continuar viviendo como ricos, con crisis o sin crisis. Tienen nombres y apellidos propios, pero en conjunto actúan como instrumentos del capital, contando historias son los reyes del engaño y mientras empobrecen a la gente se revuelcan en la piara de la riqueza que han robado.
Ayer y hoy han escrito y firmado en Bruselas su última fechoría para tapar las anteriores. Zapatero ya ha vuelto a decir amén, de acuerdo con Rajoy. Rajoy, el PP y todos sus dirigentes son los nuevos inquilinos de la casita política de papel al servicio del capitalismo español y europeo. Rajoy ya ha anunciado más drásticos recortes y tropelías, sin complejos. Obama y Geithner, en nombre de Wall Street, continuarán enviando las consignas a sus lacayos. Esta es la situación, no sé si sindicatos, trabajadores/as y movimientos tan modernos como el 15M se han enterado. Espero que sí y actuemos, sin prisa y sin pausa.
Yo no sé qué vamos a ser capaces de hacer después de derrotarles, pero sí sé que es imprescindible apartar de la escena a toda esa banda. Sólo un nuevo enfoque puede impedir que el mundo y cada país sea de ellos y permitir construir una nueva realidad. ¿Complicado, difícil? Sí. ¿Imposible? No



.Nota para los que todavía opinen que utilizamos un lenguaje anacrónico, como capitalismo, imperialismo. Capitalismo: "...propiedad privada de los medios de producción y su desarrollo por trabajadores no propietarios de estos medios" y "sistema de producción cuyos fundamentos son la propiedad privada de los medios de producción y la libertad de mercado".
Imperialismo: "Voluntad de expansión o dominación colectiva o individual","......bajo la dirección autoritaria de un poder central acaparado por un pueblo dominante".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada