lunes, 30 de mayo de 2011

LIBIA: MATAN Y DESTRUYEN EN CÓMPLICES SILENCIOS.

La OTAN, brazo armado del capital y del imperio, continúa asesinando y destruyendo en Libia, amparando sus crímenes en la Resolución 1973 de las NNUU, aquella Resolución que se votó para proteger las vidas de la población civil. Desde la aprobación de la Resolución, la OTAN, y cada uno de sus paises, ha asesinado más gente que en todo el enfrentamiento civil entre libios, enfrentamiento iniciado por la creación de un movimiento llamado de rebeldes, en realidad una pandilla de socios de Occidente y de las monarquías feudales del Golfo, de integristas, terroristas, y sectores de la población manipulados. Un movimiento impulsado, armado y financiado por los intereses del capital occidental y árabe-musulmán.
Las NNUU en conjunto y Ban Ki Moon, su presidente-criado, bendicen con su asentimiento o silencio la guerra capitalista en Libia, a pesar de la aceptación, desde hace dos meses y reiterada posteriormente, la última vez hace escasos días, de la propuesta de Unión Africana, antes del Presidente de Venezuela y otros dirigentes,
de establecer un alto el fuego, iniciar negociaciones y llegar a un acuerdo político para construir entre todos los libios el futuro. Esta propuesta ha sido rechazada una vez tras otra por los "rebeldes", por la OTAN, y por el servilismo de las NNUU. Todavía no entiendo qué hacen China y Rusia que no exigen de inmediato la reunión del Consejo de Seguridad ya que en su momento no impidieron con su veto la nueva guerra del petróleo, del dominio territorial y de los intereses de la minoría de responsables de las crisis y de las guerras que hunden el mundo. Bastantes paises han pedido ya esa reunión. ¿Continuarán los EEUU y la banda de la OTAN imponiendo los planes que conducen inexorablemente a un desastre aun mayor que el que vivimos? Obama-Clinton,Cameron, Sarkozi, Berlusconi, Zapatero, Chacón, Ban Ki Moon, Durao Barroso y todos los dirigentes políticos y testaferros de las finanzas son directos responsables de la guerra y de lo que ocurre y ocurrirá alrededor de ella. Pero lo son también las sociedades, entre ellas la nuestra, que asisten pasivamente a la misma. Y lo son también los falsos humanistas y revolucionarios de salón que adoptan por "principios" la equidistancia ante la OTAN y el gobierno libio, como dos culpables al mismo nivel de lo que está sucediendo, lo cual, como es notorio, es un apoyo a la OTAN.
Es necesario activar de nuevo un amplio movimiento contra la guerra, por la paz y por la política como instrumento de relación entre pueblos y personas. El actual movimiento "Por la democracia real ya" haría bien en incorporar cuanto antes la lucha contra la guerra y por la paz. La guerra sólo mata, destruye y dilapida los recursos económicos; la paz exige un esfuerzo permanente y permite que el diálogo abra vias de entendimiento. Es en la paz, donde se puede expresar masivamente el deseo de cambios sociales y políticos que hagan de la vida algo menos duro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada