martes, 3 de mayo de 2011

CHICAGO 2011: LOS MUERTOS NO HABLAN. BEN LADEN SE DEFENDÍA DESARMADO.

Suponiendo que lo de Ben Laden sea cierto, que es mucho suponer, aunque espero que algún día se les derrumbe todo el castillo de la mentira que han montado y se conozca la verdad, o parte de ella, lo que hoy quiero resaltar es el espectáculo obsceno y tabernario que han montado. Todos y todas participan: Obama, Clinton, Cameron, Sarkozi, Berlusconi, Merkel, Medvedev, Ban Ki Moon, Zapatero, Chacón, Barroso., y toda la flor y nata de personajes cuya mediocridad moral y política debería detectarse con el medidor de toxicidad de las cloacas. Todos estos personajes son los "líderes" de la defensa de la libertad, la democracia y los derechos humanos y se han pasado las horas, desde que informaron que habían matado a Ben Laden, aplaudiéndose y felicitándose unos a otros por haber asesinado y no capturado a Ben Laden. Todo ha sido repugnante, como corresponde al tipo de protagonistas del que estamos hablando, por el solo hecho de jactarse como auténticos gansters ante el asesinato del jefe de la banda contraria, pero se hace más viscoso todavía al saber, porque no lo han podido ocultar, que Ben Laden iba desarmado y que lo hubiesen podido detener, juzgar y desentrañar así todo el entramado del terrorismo de Al Qaeda y sus complicidades y apoyos,. Eso, repito, aceptando, sin ninguna convicción, que sea verdad todo lo que cuentan, que parece más una fábula que un hecho real, ya que, a medida que pasan las horas van aumentando el volumen de las contradicciones. La foto falsa, el entierro marino, decir primero que Ben Laden se defendió, parapeteado tras una mujer y, finalmente, que iba desarmado, pero que le tuvieron que matar porque se defendió. ¿Con que, con el mechero?
Parece que la popularidad del continuador de la política de Bush ha subido 9 puntos con la liquidación real o virtual de Ben Laden. Obama, este Presidente que con Zapatero iba a formar una nueva galaxia de destino en lo universal, según Leire Pajín, ha demostrado que no sólo es capaz de imitar a Bush, sino de superarlo. No hay nada peor que las malas copias del original. Cuando a los acomplejados de la historia se les acaba la retórica y el hacer ruido con la boca, sólo les queda doblar el espinazo ante los que realmente mandan. Es lo que hace Obama ante el poder del dinero, de las armas y de demócratas y republicanos, los dos instrumentos políticos para la más perfecta domesticación del pueblo de los Estados Unidos. Espero que algún día el "patriotismo" de los EEUU les sirva para algo a ellos y al mundo, y no para salir a la calle a aplaudir el terrorismo de estado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada