miércoles, 16 de marzo de 2011

Si hablara con Gadafi.

Después de deshincharse todo el globo de falsedades, mentiras y manipulaciones sobre lo que pasaba en Libia y partiendo del hecho de que yo, y muchos más, que no nos hemos pronunciado contra Gadafi , ni tampoco a favor, hemos denunciado con la escasa fuerza de la que disponemos la campaña de las potencias occidentales, de diversos integrismos islamistas y del izquierdismo errático, defendiendo, asimismo, la necesidad y urgencia de finalizar los enfrentamientos armados e iniciar un diálogo político, en la línea de las propuestas de Fidel Castro y Hugo Chávez, daría un modesto consejo a Gadafi, si tuviera oportunidad para ello.
El consejo sería el siguiente: Renacionalice y SOCIALICE usted las principales fuentes y empresas de riqueza y energía y ponga a las multinacionales en su sitio, teniendo con ellas la relación de un estado con los intereses privados que buscan los máximos beneficios y el control de la energía para ahora y para el futuro. No les dé ningún privilegio económico y establezca, o fortalezca, la relación con su pueblo como poseedor y beneficiario colectivo de las riquezas; ponga en marcha, o potencie, una verdadera participación popular para, al tiempo que se atienden las necesidades sociales del pueblo, del autóctono y del que ha venido a trabajar en Libia, sea éste partícipe de las decisiones que se tomen; aplique usted las normas contenidas en unas leyes justas, con una Constitución que garantice derechos y deberes, como base imprescindible para el desarrollo de las libertades colectivas e individuales; combata usted la corrupción y los privilegios emanados del ejercicio del poder, para que este servicio sea en beneficio de la población.
Finalmente, si usted gana el enfrentamiento armado, que desgraciadamente ya se ha producido, no utilice la represión como forma de liquidar la disidencia, sino dialogue politicamente y abra la participación en las tareas de gobierno a todos los que han defendido posiciones derrotadas. Y que el pueblo libio, cuando corresponda, decida con su decisión libre la política a aplicar.
Repito, si tuviera oportunidad hablaría con usted en estos términos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada