miércoles, 26 de enero de 2011

Varios breves.

SENADO. Hay que ver la que han armado con las lenguas diversas en el Senado. A mí me importa un bledo el debate sobre el Senado y hasta el propio Senado, una de las instituciones más inútiles y caras en su actual función. No sé si alguna vez servirá de algo. Me parece patético que los defensores de las diversas lenguas en él no le encuentren una más rica utilidad para la ciudadanía, como me parece casi obsceno que los que ponen el grito en el cielo por el derroche en traducción defiendan a banqueros, financieros y corruptos diversos, y a toda la banda que ha empobrecido a la sociedad creando más paro, inseguridad, miedo, injusticia y servilismo.

UNIÓN EUROPEA. La actual UE que tenemos y sufrimos es un cadáver que apesta si tenemos en cuenta las expectativas que creó y que creamos los que estábamos convencidos de que era la mejor manera de avanzar hacia una unidad colectiva que facilitara el acercamiento a una progresiva universalidad de profunda raigambre social, democrática y tendencialmente socialista. Ilusos nosotros. La UE marcha al compás del neoliberalismo más despiadado que han marcado los Estados Unidos de América, liquidando gran parte de las conquistas históricas del movimiento obrero organizado, cuando su esencia era de clase y combativa. ¿Qué hay ahora? Simplificando:
. En economía, casino financiero por encima de todo, cobertura de ladrones y corruptos de toda laya y liquidadores de una riqueza económica al servicio de toda la sociedad, basada en producir lo necesario para una vida digna sin destruir la tierra.
. En política, defensa de lo más conservador y, en muchos casos, reaccionario. El neoliberalismo en economía y el pensamiento único en ideología y cultura.
.En Derechos Humanos, la UE es cada vez más avaladora de mangantes como se demuestra de manera reiterada con la concesión de los premios Sajarov y el apoyo a los Nobel de la "paz", mientras hay un total silencio con los 5 patriotas cubanos secuestrados desde hace 12 años en EEUU, después de un juicio propio de cualquier dictadura fascista. Esta UE, además de corresponsable de guerras imperialistas y de matanzas, es cómplice de torturas en Irak y Guantánamo y carcelera de presos que luchan contra el terrorismo y por la soberanía e independencia de su país.
. En política internacional, en su sumisión interesada a los EEUU, es justificadora, por acción u omisión, de los crimenes de Israel contra el pueblo palestino.
En resumen, Europa se parece cada vez más a los peores Estados Unidos. De nada vale lamentarse y denunciar, porque eso es lo que hay, y como en cualquier cambio en la historia, es imprescindible trabajarlo en todos los ámbitos sociales para que en el futuro haya otra realidad. De momento en Europa no hay ningún contrapeso social y político al neoliberalismo y, mucho menos, una alternativa.

CAPITALISMO FINANCIERO. No es una perogrullada calificar el capitalismo de financiero creyendo que siempre ha sido así, ya que aunque ello sea cierto, nunca en el tiempo transcurrido desde el final de la IIª Guerra había ocurrido lo que está pasando desde hace unas decadas, que este capitalismo conocido por neoliberal invada absolutamente la economía productiva y convierta hasta el paroxismo todas las expresiones de producción y servicios en directamente dependientes de las decisiones de los amos y especuladores que actúan como si de un casino se tratara.
El sistema capitalista se basa en el beneficio y en el lucro siempre, pero cuando liquida incluso sus propias normas de contención y de una cierta disciplina, normas normalmente aprobadas después de desastres financieros y consecuentes crisis económicas y sociales como la de 1929, el resultado es más empobrecimiento de los trabajadores y sectores populares. Y algunos de los responsables del saqueo y ruina de tanta gente se esconden unos breves instantes para pasar desapercibidos y al cabo de poco tiempo levantar su voz autoritaria de nuevo exigiendo la desaparición absoluta de las, dicen, trabas al libre mercado. Hacen usura, roban, arruinan y vuelven a las andadas. Continúan convirtiendo la economía real en un Producto Interior Bruto (PIB) y en un valor circulante que poco tiene que ver con la economía real creadora de bienes y servicios necesarios. Mientras, también en el primer momento del desastre, y ante las consecuencias sociales de este, algunos responsables políticos del desastre hablan de refundar el capitalismo ya que un sistema capitalista financiero sin normas es peligroso. Luego, no vuelven a hablar del asunto ya que son servidores del sistema. Ni tan siquiera se disculpan ante su pasividad, coautora del desastre.
La riqueza de todos ellos es la miseria de amplias mayorías en cada país y en el mundo. Cuando el sistema fracasa recurren al estado para que este, como siempre, socialice las pérdidas y las haga pagar a los de siempre reduciendo salarios, pensiones y servicios públicos esenciales. Exigen, y consiguen, arruinar economías, derechos y hasta el ánimo colectivo. Y la clase política del sistema hace lo que les ordena este Dios inmisericorde y sin rostro que llaman mercado, un "mercado" que no tiene nada que ver con el intercambio de bienes y servicios entre paises y entre personas. Y en el asunto están implicados todos y todas los que avalan y defienden el sistema aunque se haya demostrado hasta la saciedad su inutilidad para la justicia social y una democracia al servicio de la sociedad y no de unos cuantos. Gonzáles y Aznar, Bush y Obama, Berlusconi y Prodi, Merkel y Blair, Barroso y Sócrates, Zapatero y Sarkozi....Unos defienden convencidos la política de siempre, otros, que nunca han pretendido defender algo alternativo al capitalismo pero guardaban ciertas formas, con la fe del converso, cual es el caso de Zapatero y su equipo de ministros y asesores.
Una nota final: ante la situación, las protestas y movilizaciones deberían arrinconar a los responsables, sean del gobierno o de la oposición. De momento no es así. Ningún signo significativo de rebeldía, al estilo de los que se están produciendo en Tunez y otros paises del Magreb, se produce ni se vislumbra en el horizonte. Ojalá la realidad me desmienta en el futuro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada