lunes, 22 de noviembre de 2010

Irlanda.

Irlanda era hasta hace poco el paraíso capitalista de Rajoy, de Aguirre y de la plana mayor del PP. También de las derechas nacionalistas y de muchos dirigentes del PSOE. Como hasta hace poco, España era otro edén económico de la especulación y las burbujas, criado y fomentado todo alternativamente por un gobierno del PSOE y por otro del PP. Se les rompe el juguete, por si había dudas de que habían creado y sostenido un monstruo. Pero las consecuencias de estos desastres económico-sociales producidos por el capitalismo las pagan siempre los pueblos en general y dentro de ellos las gentes que viven de la venta de su fuerza de trabajo, en condiciones muchas veces precarias. No voy a hablar y hablar interminablemente de las causas de las crisis y de las consecuencias, son ya conocidas de sobras para quien tenga los ojos abiertos, sólo reiterar que el mercado neoliberal sin ninguna norma ni control y los que, engañando a todo el mundo, persiguen única y exclusivamente el máximo beneficio en el mínimo de tiempo, son los responsables y culpables. Para que quede constancia y nadie se llame a engaño o se deje comer el coco. Y esto dura lo que los pueblos, la gente de carne y hueso, lo deje durar. Ahora es hora de decir las cosas por su nombre y apostar por otra cosa. Si no es así, el canto de las plañideras y plañideros no sirve para nada. Sé que lo que digo es difícil de hacer porque falta, en primer lugar, la conciencia clara y crítica del porqué suceden las cosas y hay todo un entramado para esconder, tergiversar y manipular la realidad. Es difícil pero no imposible vencer a esa trama de ricos y políticos y a los mercenarios de la comunicación y la propaganda a su servicio. Sé que no es mucho, pero los días 15 y 18 de Diciembre hay convocadas acciones y manifestaciones, continuación de la huelga del 29 de Septiembre. Hay que preparar las cosas y estar en ellas con nuestras consignas, denuncias y propuestas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada