martes, 27 de julio de 2010

Antonio Gamero: tristeza.

Antonio Gamero. Con él desaparece un hombre bueno, un comunista insobornable, una inteligencia privilegiada, un gran actor. Se apaga una de las luces que han marcado toda una época de compromiso y de lucha, de rigor en el trabajo, de burlar la represión y la censura con ingenio, ironía y conocimientos. Se ha ido un intérprete magistral de prototipos humanos de la España real, con los cuales se identificaba de forma natural la ciudadanía. Personalmente no he tenido con él una relación profunda ya que nos hemos movido en ámbitos diferentes. Y siendo así siento una tristeza tan grande como si hubiésemos convivido de forma permanente. Esto produce Antonio Gamero, esto producen los hombres que, como él, dejan unaq hermosa huella imborrable. Hasta siempre camarada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada