lunes, 22 de enero de 2018

20 DE ENERO, IMPORTANTE REUNIÓN DE COMUNISTAS EN MADRID. MIENTRAS, EN BARCELONA SE REUNÍA EL FRONT D´ESQUERRES NO NACIONALISTES. 

Hay vocación y ganas de reconstruir lo antes posible algo imprescindible para la mejor defensa de los derechos y de las reivindicaciones más justas y sentidas de los trabajadores. Algo mucho más evidente si echamos un vistazo por encima a lo que ocurre en España y en Europa en la economía, en las condiciones de vida y de trabajo de la mayoría, en el sindicalismo como forma de organizarse los trabajadores, en la política como instrumento para aprobar y aplicar unas u otras políticas y de gobernar los  procesos, en el pensamiento y en las ideas, que son la base para que personas y colectivos se unan, comprometan y organicen, en la comunicación, muchas veces sustituida por la propaganda para continuar alienando y amortizando la fuerza de trabajo consciente, consecuente y en marcha. En resumen, si analizamos e intentamos entender una realidad que muchas veces es calificada de excepcional por parte de los que la crean y de los que la publicitan para poder continuar aplicando unas políticas caducadas, por conservadoras e inútiles para la solución justa de los problemas generales. 
Lo único excepcional que hay en la situación que vivimos en España, en Europa, en EEUU o en el mundo, es que ante la existencia y tenaz persistencia de un capitalismo ya fuerte historicamente, y que desaparecida la URSS como contrapoder ha visto acrecentada su posibilidad de implementar las políticas más conservadoras en todo, no existe una alternativa democrática real, organizada y coherente desde la izquierda. En la economía, en las finanzas, en la educación, en la sanidad, en la comunicación, con el desarrollo hasta límites insospechados de la globalización neoliberal del capital, no existe un contrapoder real que haga frente a esa situación. El capitalismo actual, a pesar de sus evidentes fracasos para dotar a la humanidad de unas condiciones de vida y de trabajo modestamente razonables, como se ha puesto en evidencia en la última crisis que han pagado, como siempre, las clases trabajadoras, gobierna el proceso e impone sus políticas frente a una izquierda retórica ausente de la lucha de clases y sin una política con capacidad de cuestionar y oponerse al poder del capital e impedir que éste continúe degradando las condiciones de vida y de trabajo, liquidando las leyes y normas conquistadas por el movimiento obrero en una dura lucha histórica. Tuvo que ser el millonario norteamericano Warren Buffet que nos aclarara las cosas, afirmando que claro que existe la lucha de clases y que la estaban ganando ellos.  
Volviendo a nuestra realidad más cercana, la ausencia de una izquierda real practicante significa una especie de amnesia ética, de ideas e intelectual y una pasividad social y política de carácter general. Ante esa situación, los comunistas que nos reunimos en Madrid queremos decir que somos parte de la historia de los comunistas españoles y del PCE. No somos ni recién llegados, ni niñatos sabiondos que no han participado en nada serio, ni carcundias que miramos al siglo XIX. Somos antiguos militantes del PCE, creadores, impulsores y defensores de CCOO, de IU, del movimiento asociativo vecinal, por la paz, por la democracia y el socialismo. Somos militantes que hemos tenido aciertos,  errores y discrepancias en nuestro trabajo. Y que ahora estamos dispersos en una diáspora pero con voluntad de unir sin seguir mirándonos de reojo. Hemos aprendido, especialmente después de los congresos del PCE y del PCM, de las elecciones catalanas, de los rifirafes permanentes en organizaciones que nacieron para asaltar los cielos y derrotar a la casta y se han convertido en la peor casta, a costa de mucha gente honesta y combativa que les creyó, y aún cree. En España no hay una izquierda sólida, coherente, con principios y valores que no sean una pura retórica, por muy "leninista" que se apellide, o por muchos procesos constituyentes, sorpassos y segundas transiciones de cartón piedra se invente. No hay un movimiento comunista con experiencia, convicción y organización  para trabajar por la hegemonía de unas ideas de transformación democrática y socialistas. 
En la reunión se evidenció que hay grupos plurales que se reúnen y trabajan y que son el germen y componente básico para un movimiento colectivo. Estaban representantes del colectivo Octubre, Memoria Histórica, Foro Sindical, Plataforma por la Izquierda Hoy, Plataforma Actúa, Iniciativa por Madrid, el grupo de militantes que se reúne en El Jamonal. Una serie de personas y grupos con análisis políticos comunes y compartidos en gran parte, procedentes del tronco común del PCE, y con una total dispersión organizativa. Llegamos a la conclusión de que es una tarea comunista, un deber, recuperar y recrear lo mejor de una experiencia histórica, superando errores y abordando las discrepancias, cuando las haya, con espíritu político unitario, respeto y talante de camaradas y compañeros. Trabajar para crear una realidad política, un movimiento con ideas, programa político y organización, dotado de una dirección democrática para la coordinación, no para ser una fracción burocrática más. 
El cemento de todo lo anterior será un sucinto programa político  con vocación de derrotar a los adversarios de la derecha, sea el PP o el que le sustituya, o el PDeCAT como expresión de otra derecha. Las líneas básicas de este programa son: La defensa de los intereses de la clase trabajadora; la igualdad de derechos sin ninguna discriminación para la mujer; la lucha radical contra la violencia de género; el mantenimiento y mejora permanente de los servicios públicos, en especial la educación y la sanidad; la defensa de la paz, el entendimiento, la colaboración entre los pueblos y el internacionalismo solidario; y la negación de los nacionalismos como instrumentos de enfrentamiento y guerra, del nacionalismo y el separatismo catalán, y culminar el estado de las autonomías en Españ en un estado federal con perspectiva republicana y socialista. 
Se elaborará un manifiesto que recoja una síntesis de las interesantes intervenciones de la reunión, en la perspectiva de una asamblea en los próximos meses. Nos pondremos en contacto con los compañeros que en Catalunya, y en otras partes,  están trabajando en un mismo sentido para unir y coordinar todos los esfuerzos.  
  

miércoles, 17 de enero de 2018

ES COMO SI DE TAN LLENA SE DESBORDASE LA CLOACA

De golpe Palau-CDC-Millet-Montull-Pujol........, y suma y sigue; Gürtel-Bárcenas-PP-Camps-Fabra-Costa......, y suma y sigue; ERES y sus diversos camuflajes. Vale como ejemplo de todo lo que hay en degradación económica, social y, por ende, política, que es la madre encubridora de todas las degradaciones. 
Y mientras esto sucede y el hedor lo invade todo, produciéndote incluso una náusea profunda a todo lo que te rodea y que debería formar parte de una realidad colectiva cívica, con sus dialécticas sociales, ideológicas y políticas diversas, enconadas e incluso enfrentadas, pero relativamente limpias y desinfectadas, ¿qué espectáculo nos da la política, en mayúscula, en minúscula y hasta en bastardilla? Veamos. 
La formación del nuevo Parlament de Catalunya, después del golpe liquidacionista de septiembre y octubre y de las elecciones del 21 D, es una imitación de formas a la baja de lo anterior, conscientes sus principales y repetidos protagonistas, no todos ya, de que se acabaron las chulerías de matones de escaño basadas en historietas y causas truculentas y sin ningún horizonte de realización. Después de todo lo ocurrido en los últimos meses, uno se hace cruces de que todavía haya desinformados, descerebrados e ilusos, que puedan creerse y votar a cuatro mangantes tipo Puigdemont, cuyo objetivo en la vida es medrar a costa de lo que sea. Para esta gente, el robo más grande producido en este país, en duración y cantidad, y el Palau sólo es la calderilla, no existe, o lo han ejecutado "els nostres lladres", dignos de la más generosa amnistía y del olvido. La CUP es un ejemplo de cómo en nombre de la "izquierda y la revolución" se puede defender, abrazar  y votar a los corruptos y ladrones.
En lo que respecta al gobierno de España, al PP, a Mariano Rajoy y a su corte celestial, mostrar mi ilusa extrañeza de que mantengan todavía un porcentaje de voto y apoyo social que debería dejarnos perplejos sobre la capacidad humana de tragar con todo lo que oliendo a podrido se considere aceptable. O continuar pensando o creyendo que el Rajoy de no sabe no contesta es la mejor opción de gobierno de este país. Y mientras, Ciudadanos, tan de derechas como el PP en políticas económicas e internacionales,  pero sin su carga corrupta, después de las elecciones catalanas se va creciendo convirtiéndose en el principal adversario de éste. Y, mira por donde, ahora tratan de reactivar entre PP y PSOE, los dos principales responsables de todo lo que ocurre y los dos más afectados por la nueva situación, el viejo y caducado bipartidismo que dio nacimiento al 15 M. Aquel 15 M que fue el principio del fin de las ideas fuertes y de la acción de la izquierda política, dando paso a una lenguaje de arriba-abajo de politiquería esnob, sin ninguna correspondencia con una realidad dialéctica en permanente movimiento contradictorio entre las diversas concepciones intereses y luchas de clase.
Y ahí está la ausencia, el vacío, de una alternativa de izquierdas pegada al  suelo, con una política clara para hacer frente a la realidad con propuestas solventes, no con ocurrencias para procesos constituyentes y segundas transiciones ya que, dicen, estamos de nuevo en el fascismo de 1978. Y ahí están Unidos Podemos, Podemos e IU, IU y el PCE, o lo que queda de todo ello, el nombre desgastado de Podemos casi en exclusiva, cuyo objetivo esencial parece ser analizar las encuestas y sondeos electorales para ver cómo le irá a cada uno en las próximas elecciones después del fiasco del 21 D. Por eso, en los restos del PCE y de IU tocan a rebato pidiendo que les den más cancha ya que se dan cuenta de que están desaparecidos de la escena pública. Para que quede claro y nadie pueda escudarse en los designios insondables de la historia, debo decir que lo que ocurre ahora, la situación del PCE y de IU hasta quedar como cáscaras vacías, es algo largamente anunciado por los muchos que como yo lo dijimos desde el primer momento que empezaron las renuncias al patrimonio colectivo comunista y de IU y las escenas del sofá  de rendición de Garzón ante un  Iglesias, tan de ful y oportunista de poca monta como ahora, que se permitía la licencia de decirnos que no quería comunistas y que nos metiéramos las banderas donde nos cupieran. Y recordarán ustedes como nos descalificaron los jefecillos del PCE, de IU y de Podemos cuando denunciábamos lo que ocurría y lo que iba a ocurrir. Pues ahí tienen la realidad, no la inventamos. 
Y si continúa así, me pregunto compungido, qué será de la carrera política de los Centellas, Garzón, Enrique Santiago, Mariscal, Fernando Sánchez, Cristina Simó. Carlos Vázquez, Dolores Sánchez.....No espero respuesta.  

martes, 16 de enero de 2018


Se puede decir más alto... ...però no més clar.
YOUTUBE.COM

(PUBLICADO EN LA REPÚBLICA.ES)
ES EL MOMENTO DE CONSTRUIR LA ESPAÑA FEDERAL, REPUBLICANA Y SOCIALISTA.
NO AL MACHISMO Y A LA VIOLENCIA DE GÉNERO.
NO AL TERRORISMO DE ISRAEL Y EEUU. SOLIDARIDAD CON PALESTINA.
Y esta España no se construye a golpe de voluntarismos sin causa real ni de seudo revolucionarias retóricas, ambas cosas válidas sólo para esconder la ineptitud y la charlatanería de la parte esencial de los discursos de la jefatura de la “izquierda”oficial, tanto la que se autoproclama alternativa como la que se reclama socialdemócrata de pro. Hablamos de un proyecto que intente fundamentarse siempre en la historia de los hechos, no en la historia de las invenciones e historietas, o del triunfalismo y la claudicación. Y que recoja de esa historia sus mejores episodios humanos, éticos, económico-sociales, culturales y políticos, para la construcción de una alternativa basada en un cambio social que supere el presente y enfoque el futuro. Hablamos pues de la emancipación humana, de la solidaridad y fraternidad, de la justicia, de la igualdad entre el hombre y la mujer, de la acción contra la guerra y de la defensa de la paz, del internacionalismo entre los seres humanos y los pueblos frente a los nacionalismos que dividen y enfrentan a personas y pueblos. Y que en la España actual de las autonomías tenga todo ello una conclusión federal con una clara orientación republicano socialista. Debe ser nuestro objetivo, por urgente, necesario y justo.
Pero antes de continuar con el argumento central del artículo, la construcción de esa nueva España, y precisamente como elementos fundamentales de ella, es preciso afirmar con rotundidad algunas cuestiones relacionadas con hechos de máxima gravedad y actualidad. Primera, la lucha contra el machismo y la violencia de género es una cosa prioritaria y urgente en este nuevo año después de unos últimos días de 2017 en los que se encuentra el cadáver de Diana al mismo tiempo que son asesinadas Kenya, Andrea, Ana María…, sólo tres nombres de mujer de la larga lista de 47 asesinadas en 2017. Sin hablar aquí de las miles de maltratadas, muchas de las cuales callan por terror a sus verdugos.
Como también continúa siendo urgentemente inaplazable acabar con el terrorismo sionista de Israel contra el pueblo palestino, avalado por el sátrapa Trump declarando la Jerusalén palestina nuevo territorio sionista. Y acabar con la guerra que los imperialistas mantienen abierta todavía en Siria, con nuevas mentiras sobre la maldad de Assad, a pesar de haber sido derrotados por el pueblo, el ejército y el gobierno sirios, mientras intentan abrir un nuevo frente terrorista en Irán y dejan pudrirse la situación en Libia, convertida en un mercado feudal para la trata de esclavos y en un nuevo foco de desestabilización mundial. Debo repetir, aunque suene a cantinela, que las guerras son la forma de robo de los países del capitalismo real contra los pueblos, cuando las formas económicas, financieras y comerciales de saqueo del régimen no son suficientes.
No hay un mínimo de suerte para los pueblos de EEUU y del mundo, ya que después del nefasto período Bush-Obama-Clinton con sus guerras y mentiras, podría haber venido otro gobernante en EEUU que no fuera, además de criminal como los otros, un cretino integral del chiste fácil, que se gasta el dinero en nuevas armas mientras aumenta la pobreza extrema en su país y la miseria, la muerte, la destrucción y el odio en el mundo.
En España, 2017 ha sido un año perdido para abordar los principales asuntos de una sociedad moderna, democrática, pacífica y que pueda contribuir a la solución de sus problemas y participar en la acción por la solución de los problemas del mundo. Un año perdido, sobre todo por lo que nos afecta a los grupos y personas que no hemos abdicado de nuestros ideales comunistas, socialistas o democráticos, incapaces de situar con fuerza en el centro de la realidad española un proyecto diferente con alternativas concretas a las políticas neoliberales, conservadoras y, en muchos aspectos, reaccionarias, del PP, de los nacionalistas y de todos los socios que les acompañan o bailan el agua. Es pues urgente poner en marcha la agenda para el proyecto de cambio económico, social, cultural y político de carácter internacionalista y solidario frente al nacionalismo que tritura países, como muy bien se conoce en toda Europa.
El proyecto social y federal, con orientación republicano socialista que debemos construir, no tiene nada que ver con la república de cartón de Catalunya, que sólo se la pueden creer, o hacer ver que se la creen, los desinformados, cretinos, o directamente embusteros que la manosean, allá y acá, para engatusar a los incautos, muchos de los cuales se acostaron franquistas y despertaron independentistas. Y debe estar alejada del simbolismo abstracto y “guerrero” de las banderas como trapos sin valores ni principios morales, políticos, sociales, civiles o culturales, salvo los que emanan de una historieta identitaria inventada, tras la cual sólo hay los intereses propios y el egoísmo. La república a construir es la del internacionalismo que no niega ninguna identidad, sino que las une todas. En ninguna ciudad obrera y popular importante de Catalunya ganó el secesionismo, a pesar de haber domesticado a amplios sectores populares; sólo ganó en las zonas más aldeanas, conservadoras y carlistas de pensamiento y acción de Catalunya. El descalabro del PP representa la derrota del neoliberalismo en estado puro, incapaz de ninguna iniciativa política desde el gobierno del estado; y el hundimiento de la CUP es la derrota del acratismo pequeño burgués, servidor dócil del amo como siempre. El estancamiento del PSC es la consecuencia de no haber superado del todo, a pesar de los esfuerzos de Iceta y del grupo dirigente actual, varias décadas de competencia política con los nacionalistas, aceptando la misma dialéctica política que practican estos. De Catalunya en Comú no vale la pena hablar. Es el inicio del canto del cisne en Catalunya y en toda España de los que arropándose con las siglas de la izquierda, con un triunfalismo digno de mejor causa, son sencillamente defensores de consignas erróneas y falsas en España, casi periclitadas en el mundo, o palanganeros de los secesionistas con la excusa de practicar una equidistancia de los “bloques” que, como se ve, no engaña a casi nadie.
Y volver a empezar. No es nuevo en nuestra trayectoria y aunque la situación sea más grave que en otras ocasiones por el sentido errático del camino emprendido por la izquierda y su consecuente desgaste y debilidad, tanto aquí como en Europa, es más acuciante que nunca una verdadera alternativa al régimen. Contemplar y analizar, pensar y hablar, enseñar y unir, coordinar, organizar y movilizar. Son las tareas de siempre para hacer avanzar las ideas y proyectos y cambiar la realidad. Hace 100 años hubo una revolución que acabó con la guerra, agitó las sociedades y cambió muchas cosas. No es lo mismo ahora, no hay una guerra devastadora en Europa, pero los problemas de la gente, en Europa, España, Oriente Medio y Próximo, África y el resto del mundo, exigen soluciones. A pesar de nuestras limitaciones y debilidades, en España y en Europa hay grupos, personas, movimientos, que con más o menos fuerza, trabajan en ello en la sociedad, en los centros de trabajo y de estudio, en los sindicatos, en las instituciones. Algo podemos y debemos aportar.

lunes, 15 de enero de 2018

AÑO DE NIEVES Y ¿ DE BIENES?

Año de nieves y de bienes 
según cuenta la leyenda 
el refranero y el boticario.
Mas una duda me asalta  
o quizás mi deformación
sobre materia e inversión
al abatirse en mí la noche. 

Es la nieve que ha caído
la misma de otros años
con intereses sumados  
o es nueva la que baja
pues no es lo mismo digo yo
lo que el tiempo caducó
que lo que hoy despertó.

Aquella nieve que ya cayó
y un manto blanco sembró
quebrando ramas del bosque
llenando de invierno el campo
la veo dispersa en el cosmos
a veces tiene forma de luna
otras de luminaria fugaz.

Atrapados de nieve quedaron 
en descampados agrestes
entre montes y autopistas
habiendo pagado el peaje
nadie les oía ni escuchaba
atareados que estaban 
contando dineros de ley.

No hay para tanto decían
las autoridades ausentes
tienen coche calor y jamón
y es verdad pensaba uno
creyendo que los otros estaban
reflotando y salvando pateras
y calentando las caras heladas. 

Y sobre el asfalto no caen
las gotas viejas de antaño
mientras rugen en los palaus
y se expanden eres y gurteles
enloquecen en las bruxelles
se atrincheran en las moncloas
y el notario gallego nada sabe.

Aunque no crea en primaveras
ni en los sabores del rocío
voy a saltar las vallas del retiro
para encontrar si viene al caso
las hojas frescas del verano
y las palabras sabias del santo
en las doradas alas del ángel caído. 







  




  



jueves, 11 de enero de 2018

LUCHA DE CLASES EN EL MUNDO ACTUAL.


Si se repiten como una cantinela dogmática las viejas tesis "marxistas" sin tener en cuenta los cambios producidos en la sociedad, éstas se convierten en dogmas estériles. Si se prescinde de las ideas y tesis marxistas como método concreto de análisis de la realidad se cae en el más burdo pragmatismo y en la aceptación de la filosofía genérica del capitalismo, como único sistema económico, social y político posible. Si no se acompaña el pensamiento y la acción colectiva del buen sentido común gramsciano, no aceptar las cosas porque existen, si no si éstas tienen una base sólida y razonable o no, todo ello puede no servir de nada. Análisis concreto de la situación concreta, dijo el camarada Lenin para enfrentarse a la reiteración de conceptos y frases que servían tanto para un roto como para un descosido, en una situación o en otra totalmente diferentes y en un tiempo y un espacio diversos. Argumentando, además, que el marxismo era exacto porque era dialéctico y analiza los cambios que se producen en una  realidad que no es estática. Ya antes, Karl Marx había dicho en el siglo XIX aquello de que "lo único que sé es que yo no soy marxista", polemizando y descalificando al marxismo de retórica dogmática que se limitaba a repetir verdades eternas e incuestionables esperando que la realidad se acoplase a ellas.
Actualmente tenemos que analizar cosas muy elementales y sacar de ellas conclusiones complejas partiendo del marxismo como dialéctica de análisis de la realidad y la aplicación del buen sentido común para no dejarse engañar por las apariencias inamovibles y ver las contradicciones que encierran. Ello nos lleva a la afirmación de que la conciencia de clase actual en el mundo y en nuestra realidad más cercana, no es la misma que existía hace un centenar de años o más, o en unas pocas décadas pasadas. La realidad productiva industrial en el mundo desarrollado se fundamentaba y se prolongó durante mucho tiempo en las concepciones y métodos productivos que se han conocido como fordistas, tayloristas y toyotistas posteriormente. El fordismo, el taylorismo y el toyotismo estaban vinculados a una forma de producción masiva en cadena con la participación de masas de trabajadores en un gran espacio. 
En la actualidad hemos entrado en la sociedad de la robótica y el consumismo en el medio mundo desarrollado y de la robótica y la pobreza en el otro medio mundo del subdesarrollo en el que una persona tiene que subsistir con un dolar diario. En las actuales formas productivas con una robotización generalizada la acumulación de capital se hace en gran parte con la producción de los robots no sólo con la de los seres humanos explotados, con lo cual sobran trabajadores que pasan al paro y al trabajo precario y temporal, abaratándose aún más la venta de la fuerza de trabajo en el mercado. Vayamos reflexionando en todo ello. Recomiendo leer, o releer, "EL talón de hierro" de Jack London, que desarrolla el paso de una etapa productiva a otra, etapa en la que sólo trabaja la élite obrera mientras hay  una masa crecientemente desocupada y miserable. Ello produce grandes huelgas y movilizaciones obreras, encabezadas por Ernest Everhard, un obrero revolucionario, que son duramente reprimidas por el sistema oligárquico industrial del siglo XX, hasta que, a muy largo plazo, se abre paso el progresivo avance y triunfo de un sistema social más justo, "La fraternidad del hombre". 
Volviendo a nuestra realidad, es necesario plantear y defender, junto a las reivindicaciones sociales y laborales justas y pendientes, el reparto del trabajo, con impuestos a las empresas robotizadas para que haya una "Renta básica garantizada" para todo el mundo.     

martes, 9 de enero de 2018

SIGUE LA BUFONADA. ?PENSARÁN ALGÚN DÍA?
Me había hecho el propósito de dedicar muy poco tiempo al esperpento catalán creado durante años por Pujol y CDC, la Madre Superiora y todo el convento, Mas, Puigdemont, Rull y Turull, y muchos más a los que se unieron Junqueras y Rovira, Forcadell y los Jordis, Romeva y Nuet comprados a precio de saldo...., y unos cuantos más; o sea, CDC convertida en PDeCAT gracias a su corrupción total, ERC la fiel escudera de su amo, ANC y el OMNIUM como eficaces servicios de agitación del racismo identitario, la CUP como la "izquierda" ácrata pequeño burguesa, siempre servidora del poder que dice va a liquidar, y los elementos auxiliares que pululan alrededor de lo que ha sido un suculento pastel económico, de puestos de trabajo, de pequeñas gabelas de miserable poder. Pero la realidad me desborda ya que todos los medios públicos y privados le dedican horas y horas al número de circo. Los medios públicos de la Generalitat como verdaderos instrumentos goebbelianos al servicio del régimen, los medios públicos del Estado con sus intereses concretos como papanatas que quieren demostrar que son más democráticos que nadie, los medios privados del "trotskista" Jaume Roures y La Sexta como elementos de apoyo al secesionismo racista y a todo lo que huela a negocio sucio. Y todos reiterando lo mismo hasta el aburrimiento.
Me he decidido, pues, a escribir una nota en la que quiero decir, mejor dicho preguntar a muchas personas que siguen, votan o bailan el agua a los energúmenos del racismo identitario: ¿a ustedes les merece credibilidad toda esta pantomima detrás de la cual sólo hay intereses espúreos, cretinidad y retrocesos al siglo XIX pero con un "pensamiento" más arcaico, pueril y sin criterio? Un pensamiento que ha enterrado en pocos años la conciencia política, social y cultural que nos costó décadas crear frente al franquismo español, en el cual tenían un gran peso los franquistas catalanes que se hicieron ricos aprovechándose del mismo o robando todo lo que este les permitía robar, algunos de los cuales son ahora tremebundos independentistas. Un pensamiento que ha liquidado gran parte del patrimonio moral, social y político del PSUC y de otras organizaciones comunistas y de izquierda, de CCOO, del movimiento asociativo estudiantil y de barrios. Un patrimonio que, a pesar de todo, ha empezado a resurgir de sus cenizas cuando los días 8 y 29 de octubre centenares de miles de personas, procedentes mayoritariamente de las clases trabajadoras y populares salieron a la calle a decir ¡basta, no callamos más! Un patrimonio que las gentes que todavía creemos en las ideas de la democracia, el socialismo y el comunismo podemos reconstruir para que Catalunya vuelva a ser una avanzada del pensamiento y de la acción en la perspectiva de una reforma constitucional inmediata para concluir el estado de las autonomías en un Estado federal con todos los derechos y deberes perfectamente delimitados. Previo a ello debe haber un debate a fondo en el que cada parte defienda lo que considere oportuno en lo social y en lo político para llegar a un acuerdo. Acuerdo político en el que nosotros, la izquierda que no abdica de sus ideas, a pesar de la dificultad en la implementación de las mismas, defenderá en el referéndum pertinente una España Republicana y Federal, orientada al socialismo, internacionalista y defensora de la paz y la convivencia entre todos los pueblos.